presentada por
Menú
“Una sensación maravillosa”

Celebración hasta el amanecer de un Bayern de récord

La sala de desayunos del hotel estuvo muy tranquila esta mañana. Tan sólo unos pocos jugadores y componentes de la expedición muniquesa desayunaron algo antes de emprender el vuelo de regreso a la capital muniquesa... el resto apuró hasta el último momento descansando en las habitaciones. Pep Guardiola había decidido suspender el entrenamiento planeado para esta mañana en Berlín, y Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y cía. se lo agradecieron. El equipo festejó ayer el 24° título liguero hasta bien entrada la noche.

“Tenemos que celebrarlo, nos lo merecemos“, reconoció Pep Guardiola en la rueda de prensa posterior al 1-3 cosechado por los suyos en Berlín. Y lo cierto es que la plantilla hizo caso a su técnico y celebró en el Kitty Cheng Bar el alirón más prematuro de la historia de la Bundesliga. “Es una sensación maravillosa“, explicó Neuer.

Dante, quien no dudó en agarrar el megáfono y cantar con los aficionados en la grada, afirmó sentirse “muy muy orgulloso“, mientras que su compañero en la defensa, Jérôme Boateng habló de “un sueño hecho realidad. Ganar la liga en mi ciudad natal con el Bayern es algo increíble.“

Como increíble fue el nuevo ejercicio de profesionalidad que los jugadores del Bayern realizaron una vez más en la Bundesliga. Arjen Robben se mostró “realmente orgulloso con el altísimo ritmo que hempos impuesto“. La consecuencia no se hizo esperar, Toni Kroos (6´) y Mario Götze (14´) colocaron el 0-2 en el marcador tras un cuarto de hora. “Queríamos ganar la liga aquí en Berlín como fuera“, indicó Manuel Neuer.

“Mejor imposible”

“Durante la primera media hora pensé que jugaban con uno o dos jugadores más“, reconoció el técnico del Hertha, Jos Luhukay. Su equipo ofreció una mayor resistencia al Bayern en la segunda mitad, e incluso recortó distancias gracias a una pena máxima transformada por Adrian Ramos (66´). Para evitar cualquier tipo de dudas, Franck Ribéry anotó el 1-3 elevando el balón ante la salida de Kraft (79´) y dio el pistoletazo de salida a la fiesta muniquesa.

“Mejor imposible“, de esa manera intentó expresar Neuer lo que sentía tras certificar el título liguero. “Ganar la liga en marzo es algo especial“, añadió el guardameta. Robben se mostró contento por “haber conquistado ya la liga“, mientras que Bastian Schweinsteiger recordó el triunfo logrado el año pasado: “Superar lo logrado la pasada temporada es increíble.” Y claro, como bien resumió Robben: “Si uno se proclama campeón de Alemania, tiene que celebrarlo.”

Dicho y hecho. Aunque la celebración no desvió la atención de la plantilla. “La temporada aún no ha terminado, aún nos queda mucho por hacer“, advirtió Dante. Sammer afirmó sentirse “feliz y contento“, pero recordó que el equipo “debe mantener el ritmo.” Los jugadores lo saben, tal como dejó claro Boateng: “Con la Champions League y la copa seguimos teniendo aún dos competiciones en la que queremos competir positivamente.“ De lograrlo, ¡la fiesta está garantizada!