presentada por
Menú
Acaricia el título

El Bayern da “un nuevo paso”

Pese a la lluvia y el frío con el que se despertó hoy Múnich, más de 1000 aficionados acudieron a la ciudad deportiva para seguir de cerca el entrenamiento de la primera plantilla. Philipp Lahm, Franck Ribéry o Thiago trabajaron sobre el césped de la Säbener Straße, mientras que Bastian Schweinsteiger, Manuel Neuer y resto de titulares ayer contra el Bayer Leverkusen completaron una sesión de recuperación en el gimnasio. El 2-1 ante un rival muy serio costó muchas fuerzas.

“Se trataba de un partidazo, pero el Leverkusen intentó de todas las maneras que no fuera así”, resumió Thomas Müller. El talentoso canterano además indicó que “la táctica defensiva durmió un poco al Bayern.” Matthias Sammer realizó un análisis similar: “Es un hecho que controlamos el partido, pero también que jugamos un poco lentos. No brillamos.”

Aunque lo cierto es que la victoria fue más que merecida. 23 disparos a puerta, por 6 del rival, casi un 80% de posesión y 824 pases completados ante los 209 visitantes. El Bayern ha puesto la directa hacia su 24° título ligueros. La ventaja muniquesa sobre el 2° clasificado asciende ya a 23 puntos y de darse los resultados necesarios, el Bayern podría cantar el alirón en Mainz este próximo fin de semana. “Estamos un paso más cerca”, afirmó Arjen Robben.

Prohibido relajarse

Pero da igual si es en Mainz, Berlín o en casa contra el Hoffenheim. Lo importante es “seguir manteniendo la tensión” durante las próximas semanas, tal como destacaron Pep Guardiola y Sammer. “Ahora nos encontramos en una situación en la que podemos hacer otras cosas, pero para nada debemos perder nuestro ritmo. La situación es muy cómoda, pero ahora debemos centrarnos con fuerza y no perder la tensión”, aseguró el director deportivo del FC Bayern.

Ante el Leverkusen, el Bayern sumó de nuevo 3 puntos, y van 71 de los 75 posibles, aunque no fue nada fácil. “Tuvimos problemas en la construcción del juego, afortunadamente marcamos justo antes del descanso”, reconoció Guardiola. Mario Mandzukic (44´) abrió la lata con un potente testarazo. A los pocos minutos de la reanudación (52´) elevó Schweinsteiger la ventaja con un gran lanzamiento de falta. En los instantes finales, Stefan Kießling hizo el tanto del honor visitante.

“La segunda parte fue claramente mejor”, señaló Guardiola. Sammer destacó “la calidad individual en los goles”, aunque recordó el “escaso ritmo” que hubo en el juego. Este Bayern parece no tener techo en la Bundesliga, tal como resaltó Müller: “Es una locura. 50 partidos sin perder, casi nada. Pero creo que las 17 victorias consecutivas impresionan más.”