presentada por
Menú
'No hay que aflojar'

El Bayern de los records evalúa los resultados

"Como un nuevo principio" fue el comienzo de la segunda vuelta para Pep Guardiola. "Durante la nochevieja pusimos los contadores a cero" dijo también Karl-Heinz Rummenigge. Ahora, tras el primer tramo del año 2014, entrenador y presidente se congratulan del, hasta ahora, positivo resultado. El FC Bayern está logrando sin dificultad lo que ya hizo en el año del récord (2013).

Rummenigge ve al campeón del mundial de clubes en una condición extraordinaria. Ha ganado 9 de los 9 partidos oficiales, con un balance goleador de 31-2, y parece fresco como el primer día. Mientras tanto, la ventaja en liga ha crecido hasta los 20 puntos, cosa que no se había dado nunca antes. Con 65 puntos tras 23 jornadas, el Bayern está mejorando su propio récord en 5 puntos.

"Sin duda, estamos jugando una temporada increíble" dice Rummenigge, muy satisfecho con la marcha hasta el momento. La consecución de un nuevo récord está a la vista. Si gana en Wolfsburgo la próxima semana, el triple campeón habrá sumado su 16ª victoria liguera consecutiva, y así superaría su propia mejor marca de 2006 (15 victorias). Al mismo tiempo, igualaría el récord establecido por el Bayer Leverkusen, que se mantuvo invicto las 24 primera jornadas de 2009/10.

"Mantener la tensión en cada partido"

Mientras tanto, el Bayern quiere rebasar otra marca. El triple campeón lleva 48 partidos ligueros sin perder (contando la temporada anterior) y 60 marcando al menos 1 gol. En los últimos 15, mínimo 2 goles ha marcado; ambos son nuevos records. ¡Los bávaros están hambrientos! "Cada uno de los jugadores quiere mejorar individualmente" declaró Maunuel Neuer, "y también como equipo. Queremos poner en práctica nuestra filosofía, a ser posible en los 90 minutos."

También pinta bien en las demás competiciones. En la copa, el campeón de Baviera se metió en semifinales con la victoria 0-5 al Hamburgo. Aún queda un escollo que salvar ante el 1. FC Kaiserslautern para llegar de nuevo Berlín. En la Champions League, los muniqueses han encarrilado la eliminatoria con un 0-2 al Arsenal, poniendo medio pie en los cuartos de final. Es una razón más para, a pesar del cómodo colchón, "no aflojar" en la Bundesliga, como dijo Toni Kroos. "Para nosotros es importante mantener la tensión en cada partido." De lo contrario, al Bayern "le faltaría ese empuje también en la Champions".

Pero eso no es lo que se espera. El Bayern tiene "ganas", como señaló Toni Kroos. El hambre de victoria no ha disminuido. Es algo de lo que al presidente tampoco le cabe duda: "Ese es el objetivo de los deportes: ganar, jugar bien" dijo Rummenigge. "El equipo y el entrenador persiguen ese objetivo de un modo increíble, como yo nunca antes había presenciado."