presentada por
Menú
"Victoria merecida"

El Bayern quiere “seguir trabajando con seriedad”

Un día después de la 24a victoria en 26 jornadas de la Bundesliga, la temperatura descendió hasta los 4°C en Múnich. Sin embargo eso no frenó ni a los aficionados, ni, mucho menos a los profesionales del FC Bayern, que hoy entrenaron en la Säbener Straße con guantes e impermeables. El frío no frenó el buen ambiente existente en una plantilla que ayer doblegó al Mainz (0-2) y está a un paso de certificar el título liguero.

La de ayer fue una victoria trabajada, no fue fácil mantener la ventaja de 23 puntos sobre el 2° clasificado. Arjen Robben definió como “complicada”, la visita de ayer a uno de los mejores equipos de la segunda vuelta en Alemania. “El Mainz ejerció una gran presión, sobre todo en la primer aparte”, analizó el holandés. Su compañero Franck Ribéry destacó la “agresividad y la presión” del once de Maguncia. Ciertamente el Bayern fue superior en el primer acto (11 tiros a puerta, 2 en contra, 56% de posesión), pero el buen trabajo de los locales hizo que el Bayern se marchara al descanso sin marcar, circunstancia que no ocurría desde el 29 de enero de 2014 (en Stuttgart).

“No fue sencillo durante la primera mitad”, reconoció Bastian Schweinsteiger, uno de los destacados ayer en Mainz. Tras un potente disparo de Eric Maxim Choupo-Moting que se estrelló contra el larguero a los pocos minutos de la reanudación, el FC Bayern se hizo con el mando del partido. “En la segunda parte controlamos el juego”, explicó un Robben que fue sustituido en el minuto 73 del choque.

“Una muy buena prueba”

El Bayern demostró una vez más tener fondo de armario. Xherdan Shaqiri entró por Robben y en el 82´ asistió a Schweinsteiger en el 0-1. El 2° capitán del FC Bayern cabeceó con fuerza al fondo de las mallas el pase medido del suizo, 6 de sus 10 últimos goles los ha marcado con la cabeza. “Hemos mostrado ya que en el banquillo tenemos jugadores que pueden marcar la diferencia”, subrayó Shaqiri tras el encuentro. Por si había dudas Mario Götze, que también había entrado en la segunda mitad, hizo el 0-2 tras una buena jugada individual de Ribéry (86´).

“Hoy estoy simplemente contento, porque ganamos a uno de los rivales más duros de la temporada”, señaló Guardiola tras la 18a victoria consecutiva en liga (récord).  Robben habló de una “victoria merecida”, mientras que el director deportivo del club muniqués, Matthias Sammer hizo un balance positivo tras la 9a victoria consecutiva de los suyos como visitantes: “Ha sido una muy buena prueba ante un muy buen equipo para el duelo contra el Manchester United.”

Pero antes de afrontar los cuartos de final de la Champions-League, el FC Bayern podría lograr su gran objetivo de la temporada este martes en Berlín. De ganar en la capital alemana al Hertha, el Bayern conquistaría el 24° título liguero de su historia. “Naturalmente las ganas son enormes”, reconoció David Alaba antes de recordar: “Sabemos que aún no hemos logrado nada. Por eso seguiremos trabajando con seriedad.” El Deportista del año en Austria concluyó: “Queremos agarrar el título tan pronto sea posible.”