presentada por
Menú
Tras un día de asueto

El Bayern suda de nuevo

El capitán fue el primero en pisar el césped. Tras un día y medio libre de entrenamientos, Philipp Lahm guió a los suyos hasta el campo central de la ciudad deportiva en la que el pleno de la plantilla – excepto el lesionado Holger Badstuber – completó la sesión de entrenamiento bajo la siempre atenta mirada de Pep Guardiola. Tom Starke, que hoy cumplía 33 años, entrenó también con el resto de un grupo al que hoy también se unió el canterano Ylli Sallahi. Badstuber, por su parte, continuó con su programa de recuperación en el campo contiguo.