presentada por
Menú
“Momentos especiales”

Guardiola disfruta del título, pero quiere más

Por un momento se quitó el peso de encima y dejó rienda suelta a los sentimientos. A los 15 minutos de partido, cuando Mario Götze hizo el 0-2, Pep Guardiola elevó los brazos hacia el cielo con una sonrisa en su rosotro. Aunque sólo duró 2 ó 3 segundos. Guardiola se metió de lleno de nuevo en el partido, concentrado como siempre y le dio varias indicaciones tácticas a David Alaba. El técnico del Bayern sólo volvió a sonreir a las 21:50, cuando la conquista de su primera liga alemana era ya un hecho. El Bayern había cantado el alirón.

“Es un momento muy especial para mí“, reconoció en entrenador de 43 años aún en los pasillos del Olympiastadion berlinés. Guardiola le dio las gracias a Uli Hoeneß, Karl-Heinz Rummenigge y Matthias Sammer por “haberle dado la posibilidad de entrenar a estos increíbles jugadores “. El técnico español mantuvo su elegancia y estilo y, lógicamente no alabó su trabajo. Algo que si hizo por ejemplo Matthias Sammer.

“Sólo puedo subrayar que para Pep Guardiola no fue fácil continuar con la obra comenzada por Jupp Heynckes el año pasado y además cambiarla un poco”, resaltó el director deportivo del Bayern. Con Guardiola el equipo muniqués ha encontrado “a un entrenador que encaja perfectamente en el club. No sólo es un buen profesional, sino una fantástica persona.“ Rummenigge definió a Guardiola como “una gran suerte para el Bayern”.

“Aún más presión arriba”

Los jugadores, que suelen trabajar a diario con el técnico de Santpedor, compartieron la opinión de los directivos. “Estamos felices por poder contar con Pep Guardiola. Nos hace crecer “, indicó Manuel Neuer. Su compañero Toni Kroos describió a un Guardiola que suma su primera liga fuera de España, como una persona “increíblemente implicada, trabajadora y detallista. Y además muy humano y simpático. Es impresionante como trabaja con nosotros.“

No es por tanto casualidad que Guardiola haya superado en su primer año en el banquillo muniqués, mucho de los récords establecidos por Heynckes la pasada temporadada y además ha dado un paso más en el dominio muniqués. “Cambiamos más rápido con la posesión de balón, queremos presionar directamente cuando perdemos el balón”, explicó Kroos. Por su parte Arjen Robben cree que el gran cambio es “que queremos dominar más, queremos realizar aún más presión arriba.”

Independientemente de lo que ocurra en la Champions League y la copa alemana, la temporada de Guardiola está siendo espectacular. “Llegar como técnico a un equipo que acaba de ganar el triplete no es fácil“, recordó Kroos. Guardiola parece haber encontrado los medios adecuados para seguir manteniendo en la plantilla las mismas ganas de alcanzar el éxito. Su primera liga con el Bayern así lo confirma. El técnico lo celebró con “un poco de tinto y vino blanco“ durante la cena. Aunque tampoco se excedió en las celebraciones. Pep sigue siendo Pep… ¡y quiere más!