presentada por
Menú
"Cada vez mejor"

Pase Ribéry, gol Schweinsteiger

A veces el fútbol es muy fácil: una finta, un pase preciso, recibir bien el balón y a un par de metros de la línea de gol empujarla en la esquina que está libre. Así fue el gol del Bayern en la noche del martes en el empate 1-1 con el Arsenal. Una coproducción de dos jugadores que están de regreso en el equipo. Pase Ribéry, gol Schweinsteiger.

“Jugar 90 minutos en la Champions League, contra un muy buen equipo, me hace mucho bien” se alegró Bastian Schweinsteiger, no solo por su primero gol en un partido oficial desde octubre, sino también por su primer partido completo desde noviembre. Entonces el vicecapitán del Bayern tuvo que ser operado del tobillo por segunda vez en esta temporada. La lesión parece completamente curada.

“Cada vez estoy mejor y no siento ninguna dolencia” contó el jugador al finalizar el partido contra Arsenal. Esta fue su tercera aparición en el equipo titular desde que regresó a jugar hace tres semanas y media, y su primera aparición en la Champions League desde noviembre. Y no solo por el gol se convirtió en protagonista del partido, él también fue el jugador con más disparos a puerta.

El ritmo de Ribéry

“Tengo que alcanzar mi mejor condición física, y creo que aún necesito un poco para ello”, reconoció Schweinsteiger. Pep Guardiola lo confirmó al decir “él necesita entrenar, entrenar, entrenar...” Que en el importante partido de la Champions League el entrenador haya decidido contar con él, demuestra la apreciación que le tiene al mediocampista. “Lo necesito hoy, él es una personalidad con mucha fortaleza mental. Bastian es excelente. Él puede jugar aún cuando no está al máximo de su nivel”, resumió el entrenador.

Esto también es valido para Franck Ribéry. El mejor futbolista de Europa estuvo parado cuatro semanas en febrero debido a una operación en los glúteos. Y ahora, en menos de cuatro días, ha sido titular en dos ocasiones, marcó un gol en Wolfsburgo y le sirvió otro a Schweinsteiger contra Arsenal. “Quizás aún no llegó al 100 %, pero de a poco estoy recuperando mi ritmo”, dijo el francés al finalizar el partido en el Allianz Arena.

Como Schweinsteiger, Ribery fue uno de los jugadores más activos del Bayern en la cancha al asistir el mayor número de disparos a puerta (3). En la Bundesliga el francés ha estado vinculado en 14 goles del Bayern, siete anotados por él mismo, siete asistidos. Saludable y en buena condición física, Ribéry y Schweinsteiger podrán ser importantes para el Bayern en las siguientes semanas. Así, por lo menos, lo espera el directivo Karl Heinz Rummenigge, quien dijo: “lo necesitamos para lograr nuestras metas, al igual que a Franck Ribéry, quien espanta a cualquier defensa rival”.