presentada por
Menú
'Ponemos ganas'

El Turbo-Bayern 'arrolla' también al Schalke

Sólo era el minuto 28 de partido cuando el portero del Schalke recogía el balón de su portería ya por cuarta vez. Arjen Robben bailaba, el Allianz Arena tronaba y los jugadores caminaban cabizbajos de vuelta al centro del campo. Todo porque el FC Bayern desplegaba un gran juego dando cero posibilidades al rival, el cual acabaría el partido con un 5-1 (4-0). Lo que el equipo bávaro mostró en los primeros 45 minutos fue algo que cualquier fan del fútbol disfrutaría. “Hemos jugado en un estado de éxtasis”, resumió Toni Kroos.

David Alaba (minuto 3), Robben en el 15 y 28 y Mario Mandzukic (24) convirtieron para un Turbo-Bayern. “Estos fueron uno de los mejores 45 minutos desde que yo estoy aquí. Hubo un gran ritmo y los hemos arrollado”, dijo rotundo Robben, el cual marcaría su tercer gol de penalti en el minuto 78. Rafinha (minuto 64) hizo, en propia meta, el que sería el gol del honor para el rival.

Kroos, el cual tuvo contacto con el balón 146 veces estableciendo un récord personal, declaró: “Lo hemos hecho muy, muy bien, hemos atacado y hemos tenido la pelota casi siempre.” A los fans siempre se les quiere “agradar con algo. ¡Teníamos ganas!” Manuel Neuer, el cual hizo dos paradas meritorias antes del descanso y nada pudo hacer en el gol en contra, dijo: “Hicimos un gran partido.”

Rummenigge alaba

Sin embargo hubieron un par de peros al partido, como el perfeccionista Pep Guardiola dijo: sobre todo la primera fase después del descanso como dijo el entrenador español del equipo bávaro. “Debemos tener un buen rendimiento durante los noventa minutos”, ya que Guardiola comentó: “Si no estamos 10 minutos concentrados en la Champions League, tendremos problemas.”

Sin embargo, en resumen de todo el partido, “la mayor parte del tiempo jugamos buen fútbol”, dijo Neuer. Sólo Mandzukic pudo haber ampliado la renta final de goles. El croata, el cual con 14 goles es segundo por detrás de Lewandowski en la tabla de goleadores de la Bundesliga, disparó másveces a la portería del cancerbero Fährmann, el mejor del Schalke. Gracias a la victoria por 5-1, la ventaja del Bayern aumenta a 20 puntos, una situación cómoda cuando sólo faltan 11 jornadas para la conclusión del campeonato.

 “No importa cuando podamos ser campeones. Sólo es importante que lo seamos”, dijo Kroos. Aunque no está tan lejos. “Aún falta mucho. Queremos prepararnos para el partido de vuelta contra el Arsenal y para otras complicadas citas”, añadió el jugador internacional. También Karl-Heinz Rummenigge abogó por ello, y por mantener la calma. Sin embargo afirmó también que el equipo está en “excelente estado de forma”. Jugamos sin duda alguna una temporada increíble, por segunda vez consecutiva.”