presentada por
Menú
Después del Werder, antes del Madrid

'Ahora debemos ser positivos'

Fue alegre la tarde del sábado en el Allianz Arena. “Levantaos si sois el Bayern”, cantaban los fans la curva sur y la norte, los cuales animaban de un lado al otro. La alegría era palpable ante el gran encuentro de vuelta de semifinales de Champions League contra el Real Madrid. No sólo para los espectadores, sino también para los jugadores, los cuales se prepararon para el partido contra los madridistas venciendo al SV Werder Bremen por 5-2 (1-2).

 “Lo importante es que nos vayamos con sensaciones positivas. Y ello lo podemos confirmar definitivamente”, dijo el capitán Philipp Lahm, después de que su equipo tras ir perdiendo por 1-2 en la primera parte, se revelará y le diera un vuelco espectacular al encuentro en la segunda mitad. “Hemos marcado cinco goles, hemos tenido mucha movilidad e intensidad, ¡Estuvo muy bien! Debemos ver lo positivo”, dijo Arjen Robben.

El holandés se preocupó de cerrar la goleada por 5-2 en el minuto 74 en su primer contacto con el balón después de entrar al campo. Antes lograrían marcar Ribéry (minuto 20), Claudio Pizarro (53 y 57) y Bastian Schweinsteiger (61). El Werder marcaría para ponerse en cabeza dos veces en la primera parte, a través de Theodor Selassie (10) y Aaron Hunt (36).

Fueron dos goles en contra que no gustaron en el FCB. “Queríamos evitar contras, sin embargo nos vimos atrás dos contra tres”, dijo enfadado Jérôme Boateng. Se debe “trabajar mejor en conjunto en estas situaciones el martes. No lo hemos hecho bien en la primera mitad”. Su entrenador Pep Guardiola también lo vio igual. La actuación hasta antes del descanso ha sido “decepcionante. En la segunda mitad fue por suerte mucho mejor.”

Pizarro feliz

Aquí mostraron los bávaros el potencial que atesoran. En el transcurso de nueve minutos anotarían los muniqueses tres veces. El delantero Pizarro culminaría con un doblete un gran partido jugado. “Me alegra mucho cuando puedo jugar, y cuando puedo marcar goles. Ahora mismo contra mi anterior equipo”, dijo el peruano el cual está en un gran estado de forma participando en seis de los ocho últimos goles del Bayern (4 goles, 2 asistencias).

Sólo cuando Schweinsteiger cabeceó de manera impecable y Robben marcó de jugada individual, se vio a Bremen que se rindió.  Los bávaros  mostraron en esta fase alegría por jugar en el Allianz. Muchos aplausos acompañaron a los jugadores al vestuario al terminar el partido. “Estamos preparados para el partido de vuelta contra el Madrid”, dijo Pizarro resumiendo el estado de ánimo general.

 “Debemos ver la situación de una manera positiva”, dijo Thomas Müller. “Espero que tengamos un gran estado de ánimo hasta el martes.” En la vuelta queremos que el Bayern se plante por tercera vez consecutiva en la final de Champions League. “Creemos en ello firmemente”, comentó Boateng. Guardiola añadió: “Confío plenamente en mi equipo, podemos lograrlo, todos juntos.”