presentada por
Menú
"No es una tragedia"

El Bayern aprende la lección y mira al futuro

La decepción podía verse en la cara de los jugadores del Bayern. El hace 3 semanas proclamado campeón de liga cayó ayer derrotado con un 0-3 (0-1) ante el segundo clasificado del campeonato, el Borussia Dortmund. Primera derrota en casa además de la temporada para los muniqueses. Entendible por tanto el mal sabor de boca con el que abandonaron los jugadores el Allianz Arena tras 18 meses sin haber perdido ante los suyos.

“Naturalmente ante nuestros aficionados nos lo habíamos imaginado de otra forma”, reconoció Thomas Müller. Tres días después del buen hacer en la Champions League contra el Manchester United (3-1), el Bayern “no estuvo tan fresco como equipo no tuvo la intensidad necesaria y que queríamos tener”, admitió Müller. El canterano además indicó tras la segunda derrota liguera consecutiva: “Hemos tenido fases mejores durante el año.”

Siempre un poco tarde

“El resultado nos fastidia, no hay dudas”, resaltó el director deportivo del Bayern, Matthias Sammer. “Hoy no conseguimos estar 100% concentrados ante un gran rival. No estuvimos bastante concentrados en las fases decisivas. Invitamos un poco al Dortmund”, continuó su análisis un Sammer comprensivo con la plantilla tras la conquista de la liga: “Sobre el césped no hay robots, no son máquinas. Somos campeones de Alemania. La liga es pasado. Por tanto, no es una tragedia.”

Henrikh Mkhitaryan (20´), Marco Reus (49´) y Jonas Hofmann (56´) marcaron los goles del Borussia en un Allianz Arena repleto por 71.000 espectadores. El cuadro de Dortmund venía de ganar 2-0 al Madrid en Champions el pasado martes. “No es ninguna excusa, pero existe una diferencia si juegas el martes o el miércoles”, comentó el capitán Philipp Lahm. “Hoy sencillamente llegamos siempre un poco tarde, así no se puede ganar ante un buen equipo.”

“Debemos reaccionar de inmediato”

El Bayern además sufrió la expulsión de su lateral derecho Rafinha en el descuento del partido. El brasileño vio la roja directa. “Deseábamos otro resultado. Sencillamente no tuvimos un buen día. Creo que nuestros retos importantes están en otro lado. Pese a ello, uno no debe relajarse en la Bundesliga”, resumió el cancerbero Manuel Neuer, quien se quedó en el vestuario en la segunda mitad por unas molestias en el gemelo. Su participación en el duelo de semifinales de copa del próximo miércoles ante el 1. FC Kaiserslautern no corre peligro.

Pep Guardiola tampoco se mostró contento con el resultado de ayer: “Hemos perdido el ritmo”. El técnico de 43 años piensa ya en la semifinales de copa y de Champions League: “Mi objetivo como entrenador es volver a reconstruir al equipo. Debemos reaccionar de inmediato”. Guardiola espera encontrar “el truco” para que el equipo vuelva a tener éxitos en sus próximos compromisos.

De nuevo el verdadero Bayern

Ahora por tanto sólo queda analizar el partido y centrar toda la atención en las semifinales coperas ante el Kaiserslautern. “Debemos aprender un par de lecciones de este partido y hablarlo. El lunes sigue esto y debemos mirar al futuro”, aclaró Sammer antes de pedir a los suyos: “Tenemos que jugar de nuevo como el verdadero Bayern de Múnich. Debemos mostrar un mejor rendimiento que el de hoy.” De ser así, el Bayern estará en la final copera del próximo 17 de mayo.