presentada por
Menú
Perder es parte del juego

En el Bayern hay que pensar ya en el miércoles

“No se siente bien”. Thomas Müller lo resumió de forma perfecta en los subterráneos del estadio SGL Arena en Augsburgo. El Bayern llevaba 53 partidos invicto en la Bundesliga y el sábado llegó la derrota (0-1). Sí, el equipo ya es campeón alemán. Y el miércoles hay un partido muy importante, la vuelta en cuartos de final de la Champions League contra el Manchester United. Aún así, perder causó dolor.

“Hubiéramos deseado regresar a casa con otro resultado”, contó Manuel Neuer, quien por primera vez esta temporada tuvo que detener seis tiros a puerta, aunque en el decisivo, el del gol anotado por Sascha Mölders en el minuto 31, estuvo impotente. Su colega Müller estaba más bien molesto por las oportunidades que no se transformaron en gol, especialmente las del segundo tiempo: “nos habría gustado continuar con esa serie, que sería una nota adicional bella”.

Al final celebró el Augsburgo. “Luchamos y probamos muchas cosas. Ese es el fútbol, así es el deporte. No se puede ganar siempre”, analizó Pep Guardiola, quien cuatro días antes del partido contra Manchester United introdujo una drástica rotación. Pierre-Emile Hojbjerg, Mitchell Weiser y Ylli Sallahi debutaron en el once titular y cumplieron bien su trabajo. “Ellos conocen nuestro juego y saben lo que quiero”, dijo Guardiola, y agregó “no perdimos por culpa de los jóvenes”.

“Es una final”

Augsburgo, según la conclusión del entrenador del Bayern, fue un poco mejor: “ellos fueron inteligentes, tenemos que aceptarlo y empezar a pensar ya en el partido del miércoles contra Manchester”. Pese a la decepción, eso fue lo mismo que pidió Müller: “no tenemos que ocuparnos ya más de eso, hay que pensar en lo que viene”.

Por lo tanto la concentración para el juego de la Champions League será total. “Es una final, de vida o muerte”, advirtió Guardiola, quien espera a un rival muy defensivo “que se dedicará a jugar a la contra y a explotar los cobros de balón parado”. El arquero Manuel Neuer también espera algo así: “otra cosa me sorprendería, tenemos que encontrar soluciones para romper su defensa y crear ocasiones de gol”.

Exactamente eso será lo que se entrenará en los próximos días. El lunes se reunirá de nuevo el equipo luego de haber disfrutado de un domingo libre. Desafortunadamente la preparación del partido se tendrá que hacer sin Xherdan Shaqiri, quien en Augsburgo sufrió un tirón muscular. El optimismo para enfrentar a Manchester United está latente y no se pierde por la derrota en la Bundesliga. “Nosotros sabemos de qué somos capaces” sentenció Neuer.