presentada por
Menú
Paseo por la ciudad y al balcón

“Os quiero” - Múnich se vuelca con los campeones

¡Qué bonito, qué bonito…! El título liguero, la cerveza y una marea rojiblanca de aficionados acompañaron a Pep Guardiola, Lahm y cía. en su recorrido hasta Marienplatz. Karl-Heinz Rummenigge se rindió ante la cálida acogida que la capital muniquesa le dio al equipo: “Increíble, ¡sensacional! Vosotros, aficionados, sois lo más grande y lo mejor que tiene el Bayern.”

La plantilla del Bayern abandonó el Allianz Arena y puso rumbo a la MünchnerFreiheit a las 19:15h. Miles de aficionados corearon los nombres de sus héroes a lo largo de la Leopoldstraße, Siegestor y el Feldherrenhalle. “Es genial, ahora estamos empezando a calentar, ya mismo pondremos la guinda”, aseguró Müller poco antes de llegar a Marienplatz.

En la famosa plaza del ayuntamiento muniqués esperaban más de 20.000 aficionados a un equipo, que sobre las 21:15h, hizo acto de presencia en el balcón del consistorio. El júbilo inundó la céntrica plaza cuando Stephan Lehmann empezó a presentar a todos los componentes de la plantilla que ha conquistado el 24° título liguero de la historia del club.

“De ensueño”

Los himnos del club, “Forever number one” y “Stern des Südens” fueron entonados en repetidas ocasiones por los aficionados y los jugadores. Tras las palabras del alcalde Dieter Reiter, Guardiola se dirigió a los aficionados: “Estoy muy orgulloso del equipo y nosotros estamos muy orgullosos de vosotros. Os quiero, soy un muniqués más, ¡mia san mia!”

La próxima final copera contra el Dortmund quedó aparcada durante unas horas. “Tienes que disfrutarlo, tienes que celebrarlo. Si hoy lo celebramos bien, seremos aún más fuertes el sábado”, indicó Arjen Robben. Finalizado el acto en el balcón del ayuntamiento, el equipo puso rumbo a la cena que el club había organizado para los campeones ligueros. La de hoy, será una tarde que quedará marcada en sus memorias. “Ha sido un día de ensueño”, concluyó el capitán Philipp Lahm.