presentada por
Menú
'Cosquilleo'

MÜLLER & CÍA CON ILUSIÓN A BERLÍN

¡Aún dos días! “Poco a poco tenemos vamos teniendo el cosquilleo”, dijo Jérôme Boateng 55 horas antes del comienzo del partido de la final de Copa alemana contra el Borussia Dortmund. También comentó Thomas Müller: “El cosquilleo está por supuesto ahí. Los partidos en los que está, son los mejores.”

El jueves por la tarde entrenaron los bávaros por última vez esta temporada en la calle Säbener. Por la noche tomarán el camino a Berlín. La ilusión del campeón de liga es palpable. “Creo que será una buena publicidad para el fútbol alemán. Los dos mejores equipos alemanes se enfrentan”, dijo Karl-Heinz Rummenigge, el cual espera un partido “intenso y emotivo” entre el campeón y subcampeón.

 “Estamos muy centrados en el partido, lo que por supuesto no garantiza nada”, dijo Müller. No se puede comparar con el enfrentamiento en liga de hace cuatro semanas (0-3). Tampoco con la final de Champions League de hace un año o el partido de ida de hace seis meses (3-0). “Este tuvo un pequeño parecido con una final, en liga los encuentros fueron muy apretado.”

Boateng en su  'antiguo salon de estar'

El atacante, con siete goles en el actual torneo es consciente de que el equipo, después de la consecución del campeonato (por cierto conseguido en el Estadio Olímpico de Berlín) “inconscientemente” ha bajado una marcha de velocidad. “En los últimos meses no estuvimos en una gran forma, en la cual sí estuvimos los anteriores cuatro o cinco meses. Por eso se podría decir que hay que en esta temporada tuvimos sombras”, dijo Müller, “ahora debemos mirar hacia delante, y ver que de nuevo sale el sol para nosotros.”

 “Debemos alcanzar un gran nivel y estar concentrados los 90 minutos o más”, dijo Boateng, el cual se alegra “muchísimo” de este partido. El central, el cual creció no muy lejos del estadio (en el barrio de Charlottenburg), será apoyado por su familia y amigos en el estadio.

 “Allí empezó todo para mí”, dijo Boateng, el cual jugó para el Hertha BSC Berlín su primer partido hace siete años. Ello ha tenido un buen efecto ya que de último ha ganado dos títulos en su ciuda (La Copa de 2013 y la Bundesliga en este 2014). “Poder ganar ahora mi tercer título en mi anterior salón de estar es una gran cosa.” ¡Aún faltan dos días!