presentada por
Menú
Quedan 3 partidos

El Bayern prepara la recta final de la temporada

El técnico Pep Guardiola había dado 40 horas libres para que sus jugadores “lamieran sus heridas” (Karl-Heinz Rummenigge) tras la amarga derrota encajada ante el Real Madrid (0-4). Un tiempo que los responsables y componentes de la plantilla han empleado para recuperarse física y moralmente, para liberar la mente de cara a las 3 últimas semanas de una muy buena temporada: se ha cantado el alirón más prematuro de la historia de la Bundesliga, se alcanzaron las semifinales de la Champions League y, como mínimo, se disputará la final de la copa de Alemania. Este último, es sin duda el objetivo prioritario de una plantilla que, en su mayoría, disputará el mundial de Brasil en verano.

Guardiola entrenó con los suyos en la ciudad deportiva en una primera mañana de mayo bastante soleada. “Intentaré recomponer a mis jugadores”, había indicado el entrenador español después de la mayor goleada encajada en su carrera en los banquillos. La hoja de ruta del Bayern durante las 3 próximas semanas está clara: dos partidos de liga ante el Hamburgo SV y el VfB Stuttgart, y para cerrar el campeonato la gran final copera ante el Borussia de Dortmund el próximo 17 de mayo. El club muniqués espera “convertir una buena temporada, en una muy buena”, tal como resaltó el director deportivo Matthias Sammer.

“Debemos irnos todos a casa, llorar y luego la vida sigue, esto también es el deporte. No tenemos que ser negativos”, aseguró Arjen Robben. El holandés además recordó que el Bayern estaba completando una “buenísima temporada”. “Hemos batidos muchos récords en la Bundesliga, nos hemos proclamados campeones de liga, estamos en la final de copa y llegamos a las semifinales de la Champions. Si eso es una temporada mala, ya no sé nada más”, concluyó Robben.

“No debemos mirar atrás, sino hacia delante”, aseguró un Manuel Neuer           convencido de la dificultad del duelo del sábado ante el Hamburgo tras “una derrota como la sufrida ante el Real Madrid”. El objetivo hasta la final de Berlín está claro:  “recuperar la forma con la que ya hemos jugado en esta temporada.”

En el entrenamiento de este jueves, como suele ser habitual con Guardiola, el balón fue el auténtico protagonista. El buen ambiente fue el denominador común entre todos los protagonistas. El martes ya es pasado. Ahora sólo toca pensar en el Hamburgo.