presentada por
Menú
El jugador de campo con mejor nota

Robben quiere coronar la gran temporada

Hace ya cinco años que Arjen Robben juega para el FC Bayern, más que para ningún otro equipo en su carrera como profesional. El mediapunta de 30 años calificó como "la mejor decisión de su vida" su cambio en agosto de 2009 del Real Madrid al club bávaro, con el que ha ganado casi todo lo que un club de fútbol puede ganar. Por tanto, a nadie sorprende que hace casi dos meses prolongara su contrato de 2015 a 2017.

Las dos últimas temporadas en el FCB son probablemente las mejores del holandés en el equipo. En la temporada 2013/14 ha jugado 28 partidos ligueros, más que nunca. En ellos nos ha obsequiado con "sólo" once goles, a lo que sumamos siete asistencias. Es por ello que la revista deportiva Kicker ha nombrado a Robben el mejor jugador de campo, con una nota de 2,47* que le convierte en el mejor jugador de la temporada.

"Me honra mucho esta distinción" dijo el lunes. Está "muy satisfecho de cómo ha ido la temporada". Lo más importante para él ha sido "que he aguantado bien todo el año". Tan sólo ha faltado en el equipo tres partidos de toda la temporada, debidos al nacimiento de su tercer hijo y a la lesión que le provocó el choque con Marwin Hitz. El resto del tiempo ha llevado "un buen ritmo". "Cuando te sientes bien, en condiciones, puedes rendir como tú sabes" dijo.

"Es más una cuestión mental que de fútbol"

No se conforma sólo con haber levantado la ensaladera de la Bundesliga, quiere ganar la final de la copa ante el Dortmund el sábado. "Si mostramos de los que somos capaces y saltamos al campo como un equipo, podemos ganar la copa" aseguró Robben. "Es una temporada muy buena, y si ganamos la final de la copa, será una temporada fantástica".

Aún así, Robben señaló que la tercera final que jugarán ante el BVB en tres años no será fácil. "Sabemos que tienen mucha calidad, que son un equipo estupendo. Sabemos a lo que nos enfrentamos" opinaba basándose en que el último duelo contra el Borussia, hace pocas semanas, que terminó en derrota. Pero no le falta espíritu: "No necesitamos nada para motivarnos. Jugaremos contra un gran rival, y esos son los partidos más bonitos."

"Todos sabemos jugar al fútbol, pero en una final se trata siempre de pasión, de valor, de darlo todo" nos contó Arjen. "Se trata más de una cuestión mental que de fútbol." Y está preparado para el último partido oficial de la temporada: "Me siento realmente bien, estoy con fuerzas y tengo ganas."

* En el sistema de puntuación alemán la nota máxima es un 1, siendo un 5 un "insuficiente" y un 6 un "muy deficiente".