presentada por
Menú
Ovación cerrada

Emotiva intervención de Hoeness

No fue un paso fácil, pero la familia del Bayern recibió a Uli Hoeneß en la Asamblea Extraordinaria del club celebrada hoy en el Audi Dome con una ovación cerrada que duró varios minutos. Los socios, directivos y jugadores mostraron así su apoyo a Uli Hoenß siete semanas después de haber presentado su dimisión como presidente y miembro del consejo.

“Uli Hoeneß es la cabeza, el cuerpo, el corazón y el alma del Bayern de Múnich”, indicó Karl Hopfner, desde hoy oficialmente su sucesor en la presidencia del club. “Querido Uli, tienes una gran familia. Pero también tienes en nuestro club a una familia que está detrás tuya. Te deseamos la fuerza necesaria ante los muy difíciles momentos que te esperan. Puedes decidir con toda tranquilidad lo que harás después.”

“No me retiraré”

Hoeneß tomó la palabra en torno a las 19:14, visiblemente emocionado: “Esta va a ser una intervención difícil”, así comenzó Hoeneß su discruso. Tras agradecer las “sentidas palabras de Hopfner”, prosiguió: “Me han hecho mucho bien, como todo el apoyo que me ha llegado a mí y a mi familia por parte del club, de los socios y aficionados”.

Hoeneß aprovechó para recordar los díficiles momentos que su familia y él han pasado durante los últimos meses, especialmente por muchas informaciones aparecidas en la opinión pública. En ese periodo reconoció haber descubierto “algo en mí que nunca había tenido: odio. Y el odio nunca es bueno. No es un buen consejero ni compañero de camino”, subrayó Hoeneß.

El exdirectivo continuó reconociendo haber “cometido un grandísimo error”. “Por eso debo asumir las consecuencias”, dijo Hoeneß antes de adelantar que: “Cuando vuelva, no me retiraré.”

“Con la conciencia tranquila”

Hoeneß se despidió de los asistentes con “conciencia tranquila. No tengo ninguna preocupación por este club. Todos los estamentos están en un estado fantástico” Es un sueño. Si hubiera podido pintar el Bayern deseado, sería así, tal como lo es ahora: una gran familia, pronto el club del mundo con más socios, y en el que sus miembros siempre opinan.”

El Audi Dome respondió a la intervención de 15 minutos con una sonora ovación. Karl Hopfner agarró el micrófono y agradeció "de corazón su actuación en el club”.