presentada por
Menú
Shaqiri hace feliz a Suiza

"Un fantástico jugador"

Después de los tres goles que consiguió en Manaos Xherdan Shaqiri solo tenía ojos para el balón. El joven jugador del Bayern de apenas 22 años se apropió de la pelota tan pronto sonó el pitazo final del partido contra Honduras en el que Suiza consiguió clasificar a los octavos de final del Mundial. “Me quería llevar a toda costa el balón, es lindo poder quedármelo”, dijo con mucha alegría el autor de los tres goles de la victoria 3-0 (2-0) de su nación. “Ahora todo es posible. La pequeña Suiza ha conseguido algo muy grande, todos pueden estar orgullosos de este equipo”, dijo.

Especialmente orgulloso puede estar el entrenador Ottmar Hitzfeld, quien había sido duramente criticado en ellos últimos días y ahora, antes de retirarse del fútbol, todavía le queda por lo menos un partido contra Argentina, favorita a ganar el Mundial, el próximo martes en Sao Paulo. “Para mí es muy importante saber que el equipo puede contar con Shaqiri” explicó el entrenador, quien formó al jugador en el centro del campo. “Para mí eso fue la confirmación de aquello que consideraba posible. Él tiene que correr mucho más en esa posición, y si anota tres goles, no queda más que felicitarlo y reconocer su trabajo”, agregó.

En su patria Shaquiri había tenido que escuchar comentarios críticos por su presentación en el Mundial, calificada de “sin sentido” y “etérea”. Después de lo sucedido en Manaos la prensa suiza se volcó a su favor. El periódico Blick lo llenó de elogios, El Diario de Basilea tituló “Shaqiri, Shaqiri, Shaqiri”, y el Diario de Berna abrió con un “Shaqiri brilla en su papel preferido”, refiriéndose a su posición como 10, donde tiene más contacto con el balón y genera más peligro de gol.

60 años después de la historia escrita por Josef Hügi, Shaqiri es el primer suizo que vuelve a anotar tres goles en un Mundial, lo que hasta ahora ha ocurrido en 50 ocasiones. Shaquiri tenía merecida una pequeña recompensa, “un vaso de vino rojo” según dijo el jugador, que demostró en Manaos que combina muy bien con Josip Drmic, y que con gran tranquilidad puede anotar, como hizo en los minutos 6, 31 y 71.

“Él es un futbolista fantástico que siempre nos ayuda” alabó a su compañero el jugador del Wolfsburgo Ricardo Rodríguez, mientras el del Hamburgo, Johan Djourou, ve como motivo de la explosión de Shaquiri la modificación táctica en su posición: “Shaq es un grandioso jugador que rinde mejor de 10”. El veterano de 29 años, Valon Behrami, defendió a su colega y sostuvo: “recientemente lo criticaron muy duro, pero con su juventud lo que él debe hacer es disfrutar el momento. Ya demostró su valor”.

Esto es algo que Shaquiri debe seguir haciendo, pues en octavos de final el rival es Argentina, y Lionel Messi, y ellos van a ser más exigentes que Honduras. “Solo no hay forma de detener a Messi, por eso contra Argentina hay que jugar muy bien como equipo, ellos son los favoritos y nuestro deseo es complicarles las cosas”, reveló el arquero Diego Benaglio. Quizás ese día Shaquiri también está en muy buena forma, e inspirado.