presentada por
Menú
Duelo de nervios

¡1-0! Götze marca para lograr el título

¡La locura! ¡El delirio! En un duelo de nervios, la Mannschaft se hizo con título de campeón del mundo de nuevo tras 24 años. Gracias a un gol de Mario Götze en la prolongación (minuto 113), se deshizo el empate en los primeros 90 minutos de juego contra Argentina. ¡Es el cuarto título para Alemania después de los conseguidos en 1954, 1974 y 1990!

Manuel Neuer, Philipp Lahm, Jérôme Boateng, Bastian Schweinsteiger, Toni Kroos y Thomas Müller formaron de inicio en el once de Joachim Löw, en el cual éste tuvo que sustituir la baja de Sami Khedira minutos antes del comienzo por problemas en el gemelo. En el puesto de centrocampista de cierre, Löw sustituyó al centrocampista del Real Madrid por Christoph Kramer (Borussia Mönchengladbach) en el once inicial justo antes del comienzo, el cual sólo jugó media hora después de ser sustituido por lesión.

En una compacta y luchada primera parte, los argentinos esperaron a la selección teutona que tuvo más el balón. Sin embargo fueron los argentinos en primera instancia los que más peligro crearon al once de Joachim. Gonzalo Higuain disparó sin peligro tras recoger un pase de cabeza hacia atrás sin peligro de Kroos hacia la portería (minuto 43). La otra gran ocasión fue un remate también de cabeza de Howedes al palo en el minuto 45+1. 

Götze resolvió el thriller


Después del cambio de campo, los sudamericanos tuvieron más incidencia en el juego gracias a Lionel Messi (47) después de una jugada en la que remató desde dentro del área. El once alemán buscó los espacios en la poblada defensa gaucha y el Ex-Bayern Martin Demichelis hizo difícil encontrar huecos. Todo fue mejor en la prórroga con Mario Götze, el cual entró justo antes de que los 90 minutos de juego acabasen, sustituyendo al hombre récord, al que más goles ha marcado en fases finales de Mundiales, Miroslav Klose.

En una contienda de verdadero desgaste,  Schweinsteiger jugó mermado debido a un codazo y no pudo crear ventaja en el campo para su equipo. Sin embargo, André Schurrle que entró por Kramer ayudó mucho en el ataque germano. Este le puso un balón a Götze, que controló con el pecho y disparó al palo largo marcando el gol definitivo que abriría la febril celebración alemana durante toda la noche. ¡Siiiiiiiii!