presentada por
Menú
Tercera entrega

El Bayern en EE.UU.: Kahn y los 'chicos de la playa'

¡Rumbo al oeste! Con este lema comenzará el Bayern de Múnich la gira de nueve días que realizará por EE.UU. a partir del 30 de julio. Nueva York y Portland (Oregón) son los destinos que visitarán Pep Guardiola y su equipo, con lo que el campeón Bávaro completará toda una serie de visitas en Estados Unidos. Nuestro equipo ya ha jugado desde la cosa este hasta California, de los Grandes Lagos hasta Florida. fcbayern.de hace un repaso en tres entregas de los viajes a EE.UU. de los últimos 54 años.

Tercera parte: Chicago, Miami, New York

2004: Marketing, entrenamiento, Manchester United

Marketing y preparación de la temporada fueron los objetivos del viaje de cuatro días a Chicago en julio de 2004. Sin su director general, Karl-Heinz Rummenigge, que tuvo que quedarse en casa por enfermedad, y sin algunos jugadores lesionados, como Bastian Schweinsteiger, Willy Sagnol, Claudio Pizarro y Lucio, los bávaros aterrizaron el 22 de julio en la metrópolis de 2,8 millones de habitantes del Lago Michigan. “El viaje forma parte de nuestra estrategia mundial” aclaró Uli Hoeneß.

Los muniqueses se presentaron en Chicago con una rueda de prensa, en la que Uli Hoeneß actuó como traductor de Felix Magath, y una firma de autógrafos que deleitó a los aficionados. “Estoy sorprendido. Pensaba que el fútbol masculino en Estados Unidos estaba todavía muy verde” dijo Oliver Kahn. ¡Hubo un entrenamiento público al que acudieron 6.000 espectadores!

A sólo dos semanas del comienzo de la Bundesliga, los últimos participantes en la Eurocopa acababan de llegar de las vacaciones. El entrenador, Felix Magath, le daba mucho valor al entrenamiento y a la prueba final contra el Manchester United (26 de julio). No fue la alineación de gala de los ingleses la que saltó al campo, y los bávaros estaban cansados. Los 65.000 espectadores que se dieron cita en el Soldier Field de Chicago, así como los que siguieron el encuentro por televisión a lo largo y ancho del país, se quedaron con las ganas de ver algún gol en los 90 minutos. Oliver Kahn, recién regresado de sus vacaciones, volvió a convertirse en el héroe en la tanda de penaltis. Paró los disparos de Alan Smith y John O'Shea, mientras que por parte del Bayern, Torsten Frings, Mehmet Scholl, Michael Ballack y Roque Santa Cruz transformaban sus disparos. 4-2 ganó el Múnich.

El FCB emprendía satisfecho el regreso a casa. “Hemos logrado con creces los objetivos que nos habíamos impuesto, que eran mejorar nuestra imagen y popularidad en EE.UU.” dijo Hoeneß.

2006: Beach-Boys y Good-bye Liza

 Con una idea muy diferente comenzó el viaje de diez días que el Bayern hizo a EE.UU. dos años después. Tras haber logrado defender dos títulos, los muniqueses, sin once internacionales desplazados al mundial, tenían claro su objetivo: relajarse. “Por encima de todo vamos a disfrutar de la playa el sol” declaraba Felix Magath el 19 de mayo durante el viaje a Miami. Roy Makaay dijo “Simplemente queremos divertirnos mucho juntos.”

De modo que los 18 de la expedición del Bayern (incluidos fisioterapeutas y utileros) pasaron el tiempo deslizándose sobre las olas en motos de agua, observando aligátores, tortugas y serpientes durante una excursión en hidrodeslizador, deleitando a los playeros estadounidenses con sus malabares y piruetas en pachangas sobre la arena y jugando mucho al Schafkopf (juego de cartas bávaro).

A los turistas muniqueses les tocó hacer la maleta tras cinco días. Hasan Salihamidzi, Jens Jeremies, Mehmet Scholl y los demás pusieron rumbo a Nueva York. Allí visitaron la zona cero, el Empire State Building y el Central Park. Tampoco dejaron pasar la ocasión de presenciar un partido de baseball de los New York Yankees. Uli Hoeneß también procuró entradas para el musical El fantasma de la ópera.

Junto a las visitas turísticas, también se hicieron en Nueva York diversas entrevistas y reuniones con la prensa. Felix Magath dio además una charla a un grupo de jóvenes promesas y les invitó a un entrenamiento en el que preparó a su equipo para el amistoso programado contra el Red Bull New York (27 de mayo). Mención especial merece Bixente Lizarazu, para el que fue el último partido de su carrera profesional.

El laureado francés lideró al Bayern como capitán ante 5.173 espectadores en el Giants Stadium. Claudio Pizarro adelantó a su equipo dos veces en el marcador (0-1 y 1-2). En la segunda mitad las piernas de todos parecían volverse más pesadas, lo que posibilitó que los anfitriones vencieran 4-2. Jean-Philippe Peguero (2), Edson Buddle y Amado Guevara hicieron los goles de los norteamericanos. Un día después, y con una sonrisa en la cara, volvían todos a Múnich.