presentada por
Menú
Segunda entrega

El Bayern en EE.UU.: pesca y fútbol

¡Rumbo al oeste! Con este lema comenzará el Bayern de Múnich la gira de nueve días que realizará por EE.UU. a partir del 30 de julio. Nueva York y Portland (Oregón) son los destinos que visitarán Pep Guardiola y su equipo, con lo que el campeón Bávaro completará toda una serie de visitas en Estados Unidos. Nuestro equipo ya ha jugado desde la cosa este hasta California, de los Grandes Lagos hasta Florida. fcbayern.de hace un repaso en tres entregas de los viajes a EE.UU. de los últimos 54 años.

Segunda parte: Miami, Cleveland, New York

1991: Trabajo y diversión en el estado del sol radiante

Stefan Effenberg, Olaf Thon y Busfahrer Rudi Egerer pescando en alta mar, Stefan Reuter jugando al golf y al tenis, Klaus Augenthaler en la piscina... Las fotografías de enero de 1991 dan una impresión equivocada, ya que el viaje a Miami no fue precisamente de placer. Jupp Heynckes reunió a su equipo en el soleado Miami para preparar la segunda vuelta de la temporada, y esa fue la primera vez que el campeón Bávaro elegía EE.UU. como lugar de entrenamiento.

El 29 de enero, los muniqueses abandonaron el invierno alemán para disfrutar del sol de Florida. Allí les esperaban algunos encuentros además de los entrenamientos. Los primeros en el marco de la Miami Cup, donde el FCB se medía a dos selecciones nacionales en Miami. El 1 de febrero no pasó del 0-0 ante Colombia, y dos días después logró una victoria 4-0 ante EE.UU. El tercer rival fue el Fort Lauderdale Strikers, el que había sido antaño equipo de Gerd Müller y que contaba en sus filas con el portero de la selección estadounidense, Toni Meola. El partido terminó sin goles.

No fue lo único que pasó en Miami: Roland Grahammer prolongó su contrato, Stefan Reuter hizo saber que se iría a la Juventus de Turín tras la temporada y Michael Sternkopf (vértebra) y Thomas Strunz (desgarro de ligamentos) sufrieron sendas lesiones. Y no nos olvidemos: los amigos de la pesca sacaron grandes peces del mar.

1994: Scholl 3 – EE.UU. 2

El Bayern viajó en mayo de 1994 a los EE.UU. como recién proclamado campeón alemán. Allí los muniqueses tomaron parte en la World Series of Soccer, en la que la federación estadounidense invitó durante algunos años a clubes internacionales a disputar partidos contra el combinado de su país. Pocas semanas después comenzaría el mundial de Estados Unidos, por lo que el FC Bayern debía prescindir de los jugadores que participarían en el mismo, entre los que se encontraban Lothar Matthäus, Thomas Helmer y Jorginho.

El 21 de mayo en Cleveland (Ohio), Frank Klopas adelantó en dos ocasiones a la selección de Estados Unidos ante 16.492 espectadores. Pero Mehmet Scholl no quería volver a casa como vencido. El mediapunta marcó dos goles, además de asistir a Christian Nerlinger en el 2-2 parcial. El Múnich terminó el partido como vencedor (3-2).

2001: De resaca en Nueva York

Marcados por la celebración tras la victoria en la Champions League y sólo 36 horas después de que Oliver Kahn parara el último penalti, los muniqueses ya se encontraban en el aeropuerto. A Uli Hoeneß se le escapó un “Uiuiui” cuando se encontró allí a Stefan Effenberg; "¡Anda que viene fino!". Carsten Jancker tuvo que quedarse en el aeropuerto por no tener su pasaporte consigo. El trofeo de la Champions League, que Effenberg entregó a Hoeneß en el mostrador de facturación, también tuvo que quedarse en Múnich. “Esto no vuela más, se queda guardado” y sin dudarlo le dio la orejuda a un par de periodistas: “¿Podéis, por favor, llevarla a Säbener Straße y entregarla en nuestra oficina?”

De resaca y muy cansado (Alexander Zickler: “Probablemente tengamos un alcoholímetro: todos los que den menos de dos milésimas pueden jugar.”) fue como llegó el equipo al día siguiente (26 de mayo) al Giants Stadium para jugar el partido pactado en el traspaso de Lothar Mattäus ante el New York MetroStars. En el minuto 85, y ante 30.000 espectadores, tuvo que entrar a jugar el segundo entrenador, Michael Henke.

El encuentro terminó con una derrota 0-2 (goles de Clint Mathis y Alex Comas) gracias a una pobre actuación del campeón de la Champions League. “A pesar de todo, pienso que hemos mostrado carácter y hemos dado lo mejor de nosotros. Pero cuando se está cansado se cometen errores. Es lo que ha aprovechado el MetroStars” analozó el entrenador, Ottmar Hitzfeld.

El próximo lunes 28 de julio, tercera y última entrega del repaso histórico a las giras del Bayern por Estados Unidos.