presentada por
Menú
Confía en sus posibilidades

Green quiere dar un paso más en su país

Quizás sea un caso de estudio para el equipo médico del Bayern de Múnich, pero lo cierto es que Julian Green ha crecido bastante en este verano. Se nota en como dice, por ejemplo, “Buenos días” con una voz mucho más grave. Y todo ello por su participación en el Mundial de Brasil. Sobre todo durante su actuación estelar en el choque de octavos ante Bélgica, en el que el canterano de 19 años marcó el único tanto de Estados Unidos. Green nunca olvidará ese instante. Su popularidad ha subido como la espuma, especialmente en Estados Unidos, por lo que el atacante está siendo una de las estrellas de la gira del Bayern, la Audi Summer Tour USA.

“Me alegra estar aquí los próximos días y estoy orgulloso de poder jugar en el Bayern y formar parte de la gira”, aseguró Green ayer miércoles durante la primera rueda de prensa del Bayern en el Red Bull Arena de Nueva York. El canterano del Bayern nació en Estados Unidos, país en el que vivió dos años antes de mudarse con su madre a Miesbach, Baviera. Su padre sigue viviendo aún en los Estados Unidos. “Hablo todos los días con él”, explicó Green en su columna publicada en fcbayernmunich.com.

El jugador de 19 años sufre unas pequeñas molestias en la rodilla, sin embargo Pep Guardiola espera contar con él “10 ó 15 minutos” en el amistoso contra el Chivas. “Julian es un luchador, se mueve muy bien y tiene mucho peligro de cara a puerta. Un gran talento”, resaltó un Guardiola que, no por casualidad, hizo debutar a Green en la Champions League la temporada pasada.

Green mantiene los pies en el suelo, pues sabe que aún tiene mucho trabajo por hacer. “Pronto quiero demostrarle a la gente que también puedo marcar goles en los partidos importantes del Bayern, no sólo en los amistosos”, señaló Green. El Mundial fue “genial”, una experiencia “inolvidable” para el canterano. Ahora, espera poder dar el siguiente paso. La gira por Estados Unidos podría ser el trampolín adecuado.