presentada por
Menú
Innovador sistema híbrido

Nuevo césped para el Bayern

Todo aquel aficionado que se ha acercado esta semana a la ciudad deportiva del Bayern en la Säbener Straße, habrá visto las enormes carpas que había instaladas en el primer campo de entrenamiento. En ellas se trabaja a destajo, centímetro a centímetro, para dotar al principal campo de entrenamiento de la primera plantilla del innovador sistema de césped híbrido de la marca Desso GrassMaster.

Dicho césped está compuesto por una combinación de césped natural y artificial, aunque cabe destacar que la proporción de artificial en la superficie total representa sólo el 3%. Las tareas de implantación se encuentran en su fase final en la Säbener Straße, pero en el Allianz Arena fueron ya acabadas. “Este sistema híbrido comenzó ha implantarse en Inglaterra. Más del 50% de los estadios están con él equipados”, aseguró Jürgen Muth, presidente de Allianz Arena München Stadion GmbH.

El nuevo verde del Allianz Arena permitirá un mejor filtrado del agua y, sobre todo unas mejores condiciones de juego durante toda la temporada. Además otra “ventaja deportiva” es su “perfil alineado”, tal como explicó Muth. “El perfil del césped le viene muy bien al juego del Bayern.” Los balones mantendrán con mayor exactitud la línea deseada y no realizarán botes no deseados.

El título de Champions se consiguió sobre un césped híbrido

Lo cierto es que el Bayern guarda buenos recuerdos de este tipo de sistemas híbridos. Las victorias cosechadas en la final de la Champions League 2013 en Wembley, el 0-2 al Arsenal de la pasada campaña, el 1-3 al Manchester City o el 1-6 al Wolfsburgo se lograron todas sobre este novedoso césped. En Alemania, sólo el Volkswagen-Arena de Wolfsburgo estaba equipado con el sistema híbrido de césped hasta la fecha.

“Contamos con el sistema se mantenga 5, 6, o quizás 10 años”, aseguró Muth. “Lo importante es regenerar anualmente el césped natural, es decir, cortar el césped antiguo y plantar nuevo.” El césped artificial se mantiene.

Si todo marcha al ritmo previsto, Philipp Lahm, Arjen Robben y cía, podrán entrenar en cuatro semanas sobre el nuevo verde tapete de la ciudad deportiva. Finalizada la implantación, prevista para la semana que viene, el césped deberá reposar unas 3 semanas antes de que ruede el balón sobre él.