presentada por
Menú
Hablamos con Nueva York

NYC-FAN CLUB: “Casi ni nos lo creemos”

Times Square, Empire State Building, La estatua de la libertad, Wall Street, Broadway, Central Park. En el centro de Manhattan ondea tambien la bandera del Bayern. De ello se encarga la peña del club bávaro en la Gran Manzana. Uno de las 20 que el club más laureado de Alemania tiene en los EE.UU., la única en Nueva York.

Hace dos años (febrero 2012), Matthias Schmitt fundó este lugar de encuentro para los hinchas del Bayern. El productor de televisión de 42 años, natural de Badischen, llegó a Estados Unidos en 1996 y desde 9 años vive en Nueva York. Schmitt ha hablado con fcbayern.de sobre la vida del fan del Bayern en Nueva York, la cultura futbolística alemana y su ilusión por ver al Bayern en directo en la capital neoyorquina durante la gira Audi Summer Tour USA.

La entrevista a Matthias Schmitt

fcbayern.de: Señor Schmitt, ¿cómo nace la idea de fundar una peña del Bayern en Nueva York?

Schmitt: Fue porque aqui en EE.UU. siempre echaba de menos la vida del club. Que te puedas sentar junto a los tuyos a ver un partido e intercambiar impresiones es algo que no es fácil de encontrar aquí. Y puesto que soy aficionado del Bayern desde mi infancia, desde tiempos de Paul Breitner y Karl-Heinz Rummenigge a finales de los 70 y principios de los 80, me hizo pensar: debe de haber suficientes fans del Bayern en Nueva York como para crear una peña. Luego esto se desarrolló maravillosamente. La peña ha crecido constantemente, de un puñado de gente ha pasado a 160 miembros en la actualidad.

fcbayern.de: ¿Cómo reaccionan sus compañeros de trabajo cuando usted les habla de su club de fan?

Schmitt: Hay ya una cierta admiración. En los deportes estadounidenses se va al estadio, se ve el partido y se regresa a casa. Por debajo de los equipos profesionales, están los equipos de las universidades y los de los colegios. No es como en los clubes alemanes donde se pasan todos los escalones desde jóvenes hasta veteranos. Donde se entrena, se juega y se sientan juntos afablemente en un club. Esto es completamente ajeno al estadounidense.

fcbayern.de: ¿Cómo encajan sus miembros americanos de la peña esta cultura del club alemán?

Schmitt: Para ellos es como un segundo Oktoberfest, que muchos han visitado ya. Nos sentamos juntos, bebemos cerveza, cantamos –nuestros americanos se sienten como bajos las carpas del Theresienwiese. Nos encontramos una o dos veces al mes en el lugar habitual, vemos los partidos juntos y de vez en cuando le damos un poco al balón. Regularmente visitamos también el Biergarten. Aquí hay alguno, aunque no todos tienen en realidad un jardín como tal.

fcbayern.de: ¿Cuántos miembros alemanes componen la peña?

Schmitt: Solo un 25% son alemanes. Somos un grupo multicultural y con una amplia mezcla de culturas, lenguas y orígenes. A traves de ellos somos también un excelente servicio de atención para todos los seguidores del Bayern que son nuevos en esta gigantesca ciudad. En el club de fans los miembros pueden encontrar amigos rápidamente.

fcbayern.de: ¿Cómo se preparan para ver los partidos en la peña? Cuando para nosotros el pitido inicial es un sabado a las 15:30h, usted se está sentando con el desayuno...

Schmitt: Es justo para nosotros las 930 de la mañana, asi que realemente es fútbol para el desayuno. O para el Brunch, como se dice aquí. Nos encontramos en nuestro bar habitual. Allí tambien ya hay cerveza.

fcbayern.de: ¿Qué diferencia existe entre ver un partido en Nueva York y verlo en una taberna alemana?

Schmitt: La gran diferencia es quizás que en Alemania no cantamos después de cada gol. Aquí en Nueva York somos muy cantarines.

fcbayern.de: ¿Qué canta pues?

Schmitt: Después de cada gol que marcamos hacemos el anuncio que Stephan Lehmann hace tambien en el Allianz Arena: Gooooool del Bayern, el autor del gol, el minuto, el número o vamos Bayern, marca un gol. Los cánticos corrientes que se pueden enseñar fácilmente  a nuestros miembros de habla inglesa.

fcbayern.de: ¿Sigue siendo extraño para los estadounidenses el deporte del fútbol?

Schmitt: Llevo ahora 18 años en los EE.UU. y he comprobado que de Mundial a Mundial la comprensión y afinidad aquí aumentan. Al principio esto era solo una pequeña subcultura, ahora cada vez hay más hinchas de fútbol. En todas las grandes ciudades se trabaja en la cantera y cuentan con muchos equipos para niños. Aquí en Nueva York se encuentra la mayor aceptación, porque la ciudad es multicultural. Aqui hay también tres equipos profesionales: Red Bull, Cosmos y el nuevo New York City.

fcbayern.de: Durante el Mundial vimos imágenes de aficionados americanos de fiesta y dando gritos de alegría. ¿Se ha desatado realmente la fiebre del fútbol?

Schmitt: Eso fue realmente asi, las imágenes no engañan. Lástima que EE.UU. cayese en los octavos de final. La euforia va ligada naturalmente siempre con el éxito deportivo.

fcbayern.de: Ahora viene el Bayern a Nueva York, ¿está ilusionado?

Schmitt: Primero la victoria en el Mundial de Alemania y ahora el Bayern, esto es fantástico. Hemos preparado un programa de actos y nos alegramos de que otras peñas del Bayern vengan a la ciudad. Tenemos contacto por e-mail con gente de Baltimore, Filadelfia, Washington y Montreal que vienen al partido de Nueva York.

fcbayern.de: ¿Cómo es el programa de actos en concreto?

Schmitt: Ante todo, en primer lugar, asistiremos al entrenamiento del miércoles. Después tambien veremos el partido de veteranos en Brooklyn. El jueves, naturalmente estaremos en el partido contra Chivas y posteriormente nos juntaremos en nuestro bar habitual. Hemos fabricado una gran pancarta y camisetas que entregaremos para darle la bienvenida al equipo. El viernes por la tarde haremos una gran fiesta para todos los fans del Bayern en Nueva York.

fcbayern.de: ¿Hay algún componente del equipo por el que Usted se alegra especialmente?

Schmitt: Por Pep Guardiola, que ha vivido un año aqui. Pero nosotros nos alegramos, por ejemplo, tambien por Robert Lewandowski. O por Badstuber que ha luchado duramente por volver. Naturalmente es una lástima que los campeones del mundo no estén en Nueva York. Pero lo entendemos. Es igual. Viene el Bayern. Casi ni nos lo creemos.