presentada por
Menú
Ante la final de la Supercopa

Guardiola: “Es una final, no una prueba”

El doble campeón contra el subcampeón de liga y copa. El ganador de la Liga de Campeones de 2013 contra su adversario en aquella final. El primer partido oficial de la temporada no puede ser de mayor categoría, cuando el miércoles 13 de agosto (18:00, con el resumen de los mejores momentos en FCB.tv, justo después del pitido final), Bayern de Múnich y Borussia Dortmund se disputen la Supercopa. La ilusión previa ante este nuevo choque entre los gigantes del fútbol alemán es, lógicamente, bastante grande.

“Es una final en un estadio a rebosar. Todo futbolista disfruta con un partido así”, alegó Manuel Neuer sobre el partido contra el “gran rival en Alemania” y añadió “nos tomamos muy en serio el primer partido oficial de la temporada y queremos ganarlo a toda costa.” Jerome Boateng se mostró contento por el reencuentro con sus colegas campeones del mundo. “El miércoles seremos rivales. Tendremos que aparcar nuestra amistad durante 90 minutos.”

Pep Guardiola también se muestra hambriento: “Se trata del primer título de la temporada, por eso intentaremos ganarles”, dijo el entrenador, que aún no quería revelar la convocatoria que se desplazará el martes a la cuenca del Ruhr. Definitivamente se quedan en Múnich, Rafinha (ligamento externo del tobillo) Franck Ribéry (problemas en la rodilla) y Pepe Reina, que solo ha entrenado dos días con el cuadro muniqués. El tocado Bastian Schweinsteiger tampoco viajará a Dortmund.

“Esta vez queremos hacerlo mejor”

Guardiola contará para el once inicial sobre todo con aquellos jugadores que han realizado el grueso de la pretemporada, como Robert Lewandowski, que se reencontrará con su antiguo club. “Hay solo ocho o nueve jugadores en forma, pero es normal”, afirmó el técnico español, quien a diferencia de los amistosos, no podrá realizar más de 3 cambios y contará con los jugadores más en forma. El campeón del mundo y capitán Philipp Lahm “necesita tiempo todavía”, según Guardiola, “es completamente normal. No habrá experimentos en Dortmund. Es una final, no una prueba.”

Los bávaros no guardan grato recuerdo del partido de supercopa del pasado año. En el primer partido oficial de Guardiola al frente del Bayern, el campeón alemán encajó un severo 2-4. “Ahora conocemos mejor al adversario”, expresó un Guardiola que también tuvo palabras de admiración para su rival: “Ellos tienen, con Jurgen Klopp, el mismo entrenador desde hace seis años. Son un magnífico equipo a la contra y tienen una estructura muy buena.” El entrenador del Bayern afirmó tener un “gran respeto” por el Borussia de Dortmund. “Sabemos lo difícil que es, pero queremo lograr este título.”

De alzarse con el triunfo, el Bayern lograría su quinta supercopa alemana tras las de 1987, 1990, 2010 y 2012. Con ello los muniqueses se quedarían en solitario por delante del Borussia de Dortmund, que cuenta con 4 títulos, exactamente los mismo que el conjunto bávaro. David Alaba en ningún caso quiere pensar en una derrota como la del año pasado: “Esta vez queremos hacerlo mejor.”