presentada por
Menú
¡Bravo!

Los mundialistas ya marchan a todo vapor

Apenas 16 días de preparación y ya están halando el tren. Más de la mitad del equipo que ganó el primer partido en la temporada de la Bundesliga (2-1 al Wolfsburgo) estuvo en el Mundial compitiendo hasta el final: cuatro campeones alemanes (Neuer, Müller, Lahm y Götze), y dos semifinalistas (Robben y Dante). Todos ellos imprimieron marcha a todo vapor desde el primer minuto y sus esfuerzos fueron recompensandos. El directivo Karl-Heinz Rummenigge calificó la actuación de los seis jugadores mundialista como “sorprendente”, y agregó: “cuando repaso lo que hicieron Arjen Robben y Thomas Müller me toca reconocer su rendimiento diciendo ¡bravo!”.

Robben y Müller fueron las locomotoras del Bayern. El holandés registró 39 sprints, el alemán 38, y fueron los que más corrieron. Robben incluso sirvió la mayoría de los centros (5), y Müller fue el que más duelos disputó (25). Además, ambos fueron los que con mayor frecuencia dsipararon a puerta (Robben 5 veces, Müller 4), y por supuesto los dos consiguieron los goles. 

Primero anotó Müller, en el minuto 37, a pase de Robben, quien luego conseguiría su gol en el minuto 47. Al finalizar el partido el propio Robben estaba sorprendido con su gran inicio de temporada: “inmediatamente 90 minutos buenos. Yo pensé que después de 20, máximo 30 minutos, iba a estar muerto del agotamiento, pero de alguna parte saqué energías” contó el holandés que en la pretemporada apenas si jugó cuatro minutos en Portland, ante el equipo de las estrellas del fútbol de Estados Unidos.

“Todavía no estamos al 100%”

“Él es un profesional increíble”, reaccionó Matthias Sammer al conocer los registros de Robben en las estadísticas del partido. “En los entrenamientos también se ha mostrado en condiciones excelentes. En los últimos dos años él ha aprendido a estar más relajado, a concentrarse mejor y recuperarse de la forma apropiada”, dijo el funcionario del club.

Pero aún así, Robben y los mundialistas todavía no han recuperado todas sus fuerzas. “Fue evidente que al final nos estábamos quedando sin energía, nos sentimos bien pero todavía no estamos al 100%” confesó el capitán Philipp Lahm que 40 días antes había disputado la final de Brasil 2014 en el estadio Maracaná. “La verdad no hemos tenido pausa, hemos jugado de largo todo el tiempo”, dijo.