presentada por
Menú
Ampliación de la capacidad del estadio

Nuevo sistema de reutilización de abonos

Colas de más de cien metros en Manhattan para conseguir autógrafos de los jugadores, 5.000 espectadores asistieron en directo al entrenamiento abierto al público: la expectativa despertada por el Bayern durante su gira por Estados Unidos no dista de lo que sucede en casa. Y el club quiere potenciarlo por ejemplo con un novedoso proyecto que llevará acabo el Departamento de venta de entradas. “La demanda es aún mayor que el año pasado”, indicó el directivo del club muniqués, Jan-Christian Dreesen, este viernes.

Tal como viene siendo habitual en las últimas temporadas, ya se ha colgado el no hay billetes en todos los partidos ligueros del Bayern en casa y como visitante. Pero el Dpto.de ventas de entradas no había tenido que mandar tantas negativas a las peticiones de los aficionados como este año. Más de 120.000 peticiones fue la demanda “más baja” para un partido en casa de esta temporada. “Podríamos haber vendido 300.000 entradas para el partido contra el Dortmund. Es una cifra gigantesca”, resaltó Dreesen.

De hecho, el Bayern podría abarrotar todos los estadios de la Bundesliga con sus propios aficionados en sus desplazamientos. “Para el desplazamiento a Padeborn hemos recibido 42.000 solicitudes, para Dortmund 85.000.”

Aumentar la capacidad del estadio

Para poder responder a la gran demanda de entradas, el club ha ampliado la capacidad del Allianz Arena durante el verano. En la parte baja de la Südkurve existen ahora 2.200 nuevos asientos, mientras que se en el resto del estadio se han logrado 2.700 plazas extra.

En cuanto las autoridades den luz verde, la capacidad del Allianz Arena será de 75.000 espectadores para los partidos de competiciones nacionales y 69.344 para los internacionales. Dreesen espera recibir el permiso de las autoridades durante la primera vuelta. “Soy optimista, este proceso llegará a un buen fin.”

Novedoso sistema de reutilización de abonos

Dreesen además adelantó la introducción de un novedoso y pionero sistema de reutilización de abonos. El Bayern será el primer club en Alemania que cuente con un “Zweitmarkt” (mercado de segunda mano) de entradas. Los abonados del Bayern podrán poner a disposición de otros aficionados su carnet en los días que no vayan a asistir al encuentro. Y lo podrán hacer al precio real de la entrada.

“No será posible la reventa, ningún aficionado podrá aprovecharse vendiendo entradas en nuestro Zweitmarkt”, recalcó Dreesen. El Bayern de Múnich observa constantemente los portales de venta de entradas. Los aficionados que oferten sus carnets a mayor precio podrían perder su abono, subrayó el directivo. Las peticiones son también numerosas en el recién establecido Zweitmarkt. “En estos momentos una entrada dura en el sistema una media de un minuto y 10 segundos”, concluyó Dreesen.