presentada por
Menú
Ribéry es baja

“No hay mejor partido para empezar”

Entonada en la combinación correcta la música pone a los corazones a latir con mayor velocidad, comunica una energía especial y pueden incluso provocar las lágrimas. La melodía del himno de la Champions League que se escuchará de nuevo este miércoles en el Allianz Arena, logra esto. Tanto en el estadio como frente al televisor eriza la piel. “El hambre y la alegría previa es inmensa, es bellísimo poder medirse con los mejores. En el fútbol de clubes no hay nada más grande”, contó Philipp Lahm sobre el estado de ánimo del Bayern antes del partido contra Manchester City.

El rival también aporta lo suyo a esta dramaturgia: Manchester City, campeón de la Premiere League, adornado con los nombres de grandes futbolistas como David Silva, Sergio Agüero, Edin Dzeko, Samir Nasri, Yaya Touré, Frank Lampard, Vincent Kompany... “Jugamos contra un gran equipo en el cual todos los futbolistas son excelentes”, dijo Pep Guardiola. Por su parte el exjugador  del ManCity Jerome Boateng agregó: “No hay mejor partido para empezar Vamos a jugar en casa y queremos aprovecharel buen viento de la semana pasada”.

Lección del año pasado

Para Lahm el Manchester City es el “principal rival del grupo”. Exactamente como en la temporada pasada, cuando los ingleses le dieron la vuelta a un resultado 0-2 en Múnich para luego ganar 3-2 y salir de segundos en el grupo. “Yo sé lo que sucedió el año pasado aquí en el Allianz Arena, nosotros ya hemos aprendido la lección: si no defendemos todos, tendremos problemas”, sentenció Guardiola.

La estabilidad de la defensa es la clave del partido. Esa es también una lección que Lahm ha aprendido del último duelo con los ingleses: “si nos descuidamos un poco entonces Manchester City sacará a relucir toda su calidad”, dijo. Guardiola, por su parte, formuló la receta del éxito así: “tenemos que controlar el partido teniendo el balón, y cuando no lo tengamos nos tocará correr y correr”.

Al lado del Manchester City el Bayern se las verá en el Grupo E con el AS Roma y el ZSKA Moscú. “No sé si antes ha habido un grupo más equilibrado. La tarea es difícil y nos tocará dar la pelea y mantener la estabilidad”, comentó Matthias Sammer.

Ribéry es baja, Robben entrena

En materia de personal la situación del Bayern antes de iniciar su participación en la Champions League se ha complicado. Franck Ribéry, quien después de cuatro meses de para volvió a jugar el fin de semana contra el Stuttgart, anotando un gol, todavía trabaja en su plena recuperación y no estará en el partido contra el Manchester City. Eso también vale para Holger Badstuber. “No podemos lamentarnos, hay que enfrentar el juego, tenemos todavía un equipo de gran calidad y hay que demostrarlo mañana”, reclacó Lahm.

Pero un día antes de que arranquen las acciones en el Allianz Arena también hay buenas noticias: Arjen Robben, que el fin de semana estuvo fuera de la convocatoria por problemas de salud, ha regresado a los entrenamientos. Además, el nuevo jugador del Bayern Mehdi Benatia también hace progresos, y según reportó Guardiola, “se ve bien en las prácticas y me tiene satisfecho”.

En cuatro oportunidades en los últimos cinco años el Bayern ha alcanzado por lo menos la semifinal de la Champions League. Los bávaros tienen razones suficientes para empezar con fe en sí mismos la nueva temporada internacional. “Sin preocupaciones, solo alegría y la convicción de que ganaremos los tres puntos mañana”, describió Lahm sin olvidar que la final de la Champions League se jugará el 6 de junio del 2015 en el Estadio Olímpico de Berlín.