presentada por
Menú
"Un partido reñido"

El Bayern viaja a Moscú con confianza

Cinco partidos, cuatro victorias, 9-0 goles. El balance reciente del Bayern en las últimas semanas es más que satisfactorio. El campeón de Baviera aterrizaba en la tarde del domingo en Moscú irradiando confianza en sí mismo. Es allí donde el jueves por la tarde jugará el segundo de los partidos de la fase de grupos de la Champions League ante el campeón ruso, el CSKA Moscú.

"Sería estupendo que pudiéramos llevarnos los tres puntos. Será un partido divertido, pero seguro que no fácil. Este grupo de la Champions es muy difícil. No podemos permitirnos ningún descuido" comentaba el presidente Karl-Heinz Rummenigge, que ve el altísimo valor que tendría, tras haber ganado el primer partido ante el Manchester City (1-0), conseguir una nueva victoria de cara al acceso a la fase del K.O.

Tras el entrenamiento de la mañana de hoy en Colonia, el líder de la Bundesliga despegaba de Colonia destino Moscú. Junto a los 18 jugadores inscritos para el partido ante el Köln viajan también el portero Tom Starke y Mitchell Weiser para un partido que Matthias Sammer prevé "reñido". "El equipo moscovita saldrá a por todas y no servirá de nada si no jugamos con intensidad." Así advertía Sammer sobre el peligro de subestimar al CSKA tras su derrota 5-1 ante la Roma.