presentada por
Menú
Nuevo capitán de la selección

SCHWEINSTEIGER: 'ES UN ORGULLO Y ALEGRÍA'

Ahora es también el jefe de manera oficial. El líder emocional, como hace años que Joachim Löw nombró a Bastian Schweinsteiger, será en los próximos dos años el capitán del combinado nacional alemán. El que el también capitán del Bayern no pueda estar en el arranque de temporada de la selección el miércoles contra el rival de la final del Mundial, recuerda a la lucha más difícil que Schweinsteiger se ha encontrado a lo largo de su carrera. “Echen un vistazo a las imágenes de la final, lo que él hizo por el equipo y rendimiento que nos ha dado. Y por supuesto también a los partidos anterior”, declaró Löw el martes en Düsseldorf.

En el legendario estadio de Maracaná Schweinsteiger se sacrificó por el equipo. La lesión debajo de su ojo derecho es un recuerdo visible. “Quería ir tan lejos como pudiera con toda la fuerza posible”, dijo el muniqués después del triunfo. Sobre las razones que llevaron a elegir capitán al hasta ahora segundo capitán no hubo que hablar mucho por parte del entrenador nacional: “Bastian Schweinsteiger ha tomado siempre una gran responsabilidad, cuando ha hecho falta”, remarcó Löw: “Él es el legítimo sucesor de Philipp Lahm, ya que él siempre lo ha sustituido.”

El ejercicio de fuerza en la victoria por 1-0 en Río de Janeiro el 13 de Julio contra Argentina y en las semanas anteriores aún tiene efecto para Schweinsteiger. Debido a una dura lesión en la rodilla (en el tendón), el jugador de 30 años se perdió el inicio de esta temporada tuviendo que parar. Esto no tuvo ninguna influencia para la toma de la decisión por parte de Löw: “La naturaleza de la lesión no parece que lo haga estar fuera de los terrenos durante meses. Espero que se recupere lo antes posible. Creo en él absolutamente, y tiene un gran reto: la Eurocopa de 2016.”

'Él disfruta de una gran aceptación'

“Es un orgullo y una alegría, pero también una obligación”, dijo el jugador profesional del Bayern después de conocer la decisión del seleccionador teutón. “Joachim Löw y yo trabajamos juntos desde 2004 y este tiempo juntos, el cual tuvo su punto culminante la consecución del título mundial aún nos une más. Por lo que también tengo tanto el privilegio como el reconocimiento en cierto modo, de ser el primer en ser nombrado el primero entre muchos iguales”, dijo Schweinsteiger.

A diferencia de Lahm, Miroslav Klose y Per Mertesacker, que después de los “mágicos momentos” de Brasil se retiraron, Schweinsteiger no vio ningún motivo para dar por finalizada su carrera con la selección. “Me he dado cuenta de que su ambición aún brilla”, dicho Löw en un encuentro en Múnich con su capitán. “Él disfruta de una gran aceptación dentro del equipo, es un buen comunicador.”

En la repetición del duelo de la final del mundial en Düsseldorf, el cancerbero Manuel Neuer será el encargado de llevar el brazalete de capitán, aunque aún no hay un representante definitivo de Schweinsteiger mientras él no esté. Neuer está dentro de los fijos en la selección, tanto como Sami Khedira, Thomas Müller, Mats Hummels y el capitán Schweinsteiger. “El hecho de que no tengamos un líder no es cierto”, subraya Löw de nuevo con el recuerdo del Mundial.