presentada por
Menú
“¡Todo bien!”

Balance positivo pese al empate

Garra y clase, velocidad y táctica, un balón al palo y numerosas paradas destacadas – el duelo entre el Bayern y el Borussia Mönchengladbach de ayer domingo correspondió a las expectativas que había despertado. Tan sólo faltaron los goles. “Este partido tan intenso no merecía un perdedor. Fue un 0-0 de la mejor forma”, resumió Karl-Heinz Rummenigge tras los 90 minutos. El directivo confesó sentirse “no descontento”. “Si logras un empate contra el segundo, ¡todo bien!”, concluyó.

“Podemos vivir con este empate”, subrayó Pep Guardiola. El entrenador del Bayern aseguró sentirse  “muy, muy orgulloso” de su equipo, porque sus hombres frenaron muy bien las siempre peligrosas contras del Borussia. Sólo en la segunda mitad, en la que el cansancio europeo hizo acto de presencia, su equipo perdió “un poco el orden y permitió más contras al rival.”

Pero el cuadro muniqués cuenta con Manuel Neuer en sus filas. “Pudo mostrarse de nuevo y resaltar sus cualidades. Nos mantuvo en el partido”, comentó Thomas Müller. 659 minutos lleva ya Manuel Neuer sin recibir ningún gol en contra, la segunda mejor marca de su carrera (mejor registro: 771 minutos). “Últimamente sólo recibía uno o dos disparos a puerta, hoy tuve que mostrar algo más mi presencia”, analizó Neuer.

Mantiene la ventaja de 4 puntos

Pese a su buena actuación, el portero del Bayern no se mostró satisfecho. “Los tres puntos es lo más importante para mí, hoy regresamos a casa con sólo uno“, resaltó el cancerbero de 28 años. Pero: “Se ha visto lo difícil que resulta ganarle al Gladbach.” En la misma línea se mostró Rummenigge: “El Gladbach es un equipo que resiste muy organizado, disciplinado y con mucho físico.”

“Lo hemos intentado todo. Pero no fue tan sencillo. Faltó el último paso”, resumió Müller así los esfuerzos ofensivos del Bayern. “Faltó algo de remate”, comentó Guardiola. Tan sólo unos centímetros faltaron en el lanzamiento al poste de David Alaba (10´), el disparo de Robert Lewandowski (41´) desde el borde del área y en el último intento de Claudio Pizarro (90´+4).

“Fue un partido muy apretado. No conseguimos meter el balón en la portería. El Gladbach dispuso también de un par de oportunidades a la contra. Así que bueno, uno puede vivir con nuestro segundo empate fuera de casa”, señaló Müller. El Bayern encadena ya 13 partidos oficiales consecutivos sin conocer la derrota y mantener su ventaja en lo más alto de la clasificación. “Seguimos con 4 puntos de ventaja, ¡todo bien”, resumió Lahm.