presentada por
Menú
Regresa al once

Ribéry retoma el camino

Regateó por la banda izquierda como si nunca hubiera estado apartado de los terrenos por una lesión. Con 101 contactos con el esférico, 72% de balones divididos ganados y un gol, Franck Ribéry fue uno de los garantes del 1-3 cosechado ante el Hamburgo en copa. Nadie notó que el francés sólo había disputado algunos minutos con el Bayern en partido oficial desde abril de 2014.

“Estoy muy contento con su rendimiento”, destacó Pep Guardiola sobre un extremo que ayer se puso el mono de trabajo desde el primero minuto. En la primera mitad Ribéry completó sus 28 pases, una cuota espectacular. “No debemos olvidar que ha estado mucho tiempo lesionado, pero ha jugado realmente bien”, recordó Guardiola los problemas sufridos por el francés en el ligamento rotuliano.

Guardiola está “contento”

“No me resultó fácil”, reconoció el jugador de 31 años. “El equipo ha jugado bien, ¡yo también!” Su entrenador confirmó las sensaciónes de Ribéry: “Franck ha mostrado un juego muy dinámico.” El extremo no dudó en reconocer que en su 0-3 (55´) tuvo “algo de suerte”, aunque “el gol me vino muy bien al equipo y a mí.”

Ribéry mantuvo la tranquilidad en los últimos instantes del choque, cuando un espectador saltó al césped e intentó alcanzarle con una bufanda. “No le ví llegar“, explicó un Ribéry que en un primer momento estuvo “enfadado”, aunque pocos segundos después, el futbolista del año 2013 en Europa sonrió de nuevo. “No fue tan grave.“ Importante fue que Ribéry siguiera sobre el césped a esas alturas del partido, como Guardiola subrayó: “Estoy contento porque haya podido completar los 90 minutos.”