presentada por
Menú
Vuelta de Schweinsteiger

“Momentos así no se olvidan nunca”

La grada explotó de júbilo. Con los 4 goles ante el Hoffenheim , pero también en el minuto 77. Momento en el que Bastian Schweinsteiger regresó a los terrenos de juego tras 132 lesionados. Los aficionados recibieron al centrocampista con una ovación cerrada. El rostro del jugador de 30 años reflejaba una gran felicidad.

“Que la afición te reciba así, claro que te toca el corazón. Momentos así no se olvidan nunca”, de esa manera explicó Schweinsteiger el cálido recibimiento que la parroquia muniquesa le birndó desde el calentamiento. “Los espectadores estaban deseando de que llegara ese momento, se notó desde el calentamiento”, aseguró Manuel Neuer. Y Arjen Robben añadió: “Cuando Basti ha entrado, todo ha sido muy emotivo.”

Schweinsteiger disfrutó de lleno de ese instante. El canterano del Bayern notó en su cambio “que cada una de las sesiones de entrenamiento de los últimos meses había merecido la pena”. Y el centrocampista no tardó mucho en dar muestras de su clase, pues asistió a los pocos minutos a Sebastian Rode, para que lograra el 3-0. El autor del tanto se mostró “doblemente contento”, por su primer tanto con el Bayern y por el regreso de Schweinsteiger: “Ahora esperemos que recupere su forma.”

“Le hemos echado de menos”

“Estamos contentos con la vuelta de Bastian”, resaltó el directivo Karl-Heinz Rummenigge. “Además ha dado una asistencia. ¡Todo genial!”, añadió el directivo. Para Pep Guardiola el regreso de Schweinsteiger es “una gran noticia para nosotros, pero sobre todo, para él mismo”. Neuer subrayó la importancia de Schweinsteiger para el equipo: “Ha faltado mucho tiempo, le hemos echado de menos sobre el campo.” Y Robben aseguró: “Si Philipp ahora no está, él es de nuevo nuestro capitán. Es muy importante.”

Schweinsteiger confesó que nunca había dudado de su vuelta: “Siempre creí en mi vuelta”, aseguró el capitán de Alemania, quien hizo un ejercicio de fortaleza mental durante el periodo de recuperación de su lesión en el tendón rotuliano. “Naturalmente tuve que tirar de paciencia, pero el club me dio el tiempo necesario. Pore so fue más fácil para mí.” Schweinsteiger además aprovechó para reducir las altas expectativas: “Aún no estoy en el punto, en el que quiero verme. Pero llegará poco a poco.”