presentada por
Menú
'NO DESMORALIZARNOS POR ELLO'

GUARDIOLA PIROPEA Y ESPERA UN APRENDIZAJE DE ELLO

El aplauso fue alto y salió del corazón cuando los bávaros pisaron el hall de entrada del Hotel Lowry a las 22:58 horas. El último gol en propia meta en Champions League contra el Manchester City, que fue la primera derrota en partido oficial de esta temporada, no sirvió de gran cosa para matar el humor de unos 250 invitados. Al contrario, predominaba el orgullo ya que el vencedor del grupo de Champions caería al final por un 2-3 que no tendría repercusión en la clasificación y además se mostró carácter hasta el final.

„No soy amigo de hablar bien en las derrotas. Se podía haber evitado, sin embargo no hay motivo alguno para dramatizar”, dijo Karl-Heinz Rummenigge sin poner el dedo en la llaga, cuando dio la bienvenida oficialmente al equipo e invitados al banquete con su discurso. “Esta noche no lo hemos conseguido, pero sin embargo esto no estropeará el ambiente.”

También pudo sonreír de nuevo Pep Guardiola un poco. El entrenador español estaba “muy, muy orgulloso” de su equipo, el cual se plantó ante el campeón inglés con una “gran, gran personalidad”. “Es extraordinario lo que los jugadores han hecho.” Y: “todos los pudieron ver: no hemos venido de vacaciones, hemos venido a ganar el partido.”

Ejercicio de fuerza con uno menos

El grupo de viaje se sentía orgulloso sobre todo por la reacción del Bayern después de dos duros reveses, cuando los muniqueses perdieron los frenos de emergencia ya con Medhi Benatia cuando debido a un penalti cometido por detrás, éste tuvo que abandonar el terreno (minuto 21). “Hemos luchado genial contra ello”, dijo Jérôme Boateng con alagando la moral del equipo, la cual viajó con sus fans y pudo celebrar por partida doble antes del descanso. El estreno goleador de Xabi Alonso (40) y Robert Lewandwoski (45), los cuales dieron la vuelta al partido ¡en inferioridad numérica!

„No nos hemos escondido y fuimos fuerte al balón”, comentó Arjen Robben, el cual dio a su equipo “un gran cumplido”. Que el Bayern jugara durante 70 minutos con uno menos, sólo fue perceptible casi al final, cuando el campeón de Champions de 2013 fue “perdiendo fuelle” más y más, como dijo Manuel Neuer. “Pero es normal, cuando se juega tanto tiempo con uno menos.” Totalmente cierto, porque el Bayern “ha corrido mucho”, como resumió Boateng.  

'Debemos aprender de ello'

„Es difícil jugar tanto tiempo con un hombre menos“, dijo Rafinha, sobre todo “contra jugadores como Agüero, Navas y Nasri. Es siempre peligroso”, sabía Guardiola. Sobre todo el primero mostró una efectividad brutal (85 y 91) y aprovechó “dos errores tontos que no pueden pasar” para dejar helados a los bávaros, como Boateng dijo a modo de autocrítica. Y Neuer, el cual “estuvo en todos los balones” se enfadó ya que los muniqueses tuvieron “la sensación de poder haberlo conseguido” ante el campeón inglés.

Así como fue también fue una derrota sin importancia en un primer momento, también se considera como útil. “Está bien lo que ha ocurrido hoy. A lo mejor es una lección para nosotros”, dijo Guardiola. “Ya que si esto pasa en octavos o cuartos de final, te vas a la calle. Debemos aprender de ello.” El entrenador del Bayern está seguro: “Este partido es bueno para nuestro aprendizaje y desarrollo.” Y también lo confirmó Boateng: “¡Esto no nos desmoralizará!”