presentada por
Menú
“Fútbol en una dirección”

Alegría en el Bayern tras cerrar el año en casa

Ciertamente es una estadística impresionante. En sus 50 partidos en la Bundesliga, Pep Guardiola ha sumado en el banquillo del Bayern 42 victorias, 6 empates y sólo 2 derrotas, con un balance de 133 goles marcados y sólo 26 encajados. Su media de puntos asciende a 2,64 por partido, una cifra no alcanzada por nadie en los 52 años de la Bundesliga. No resultó una sorpresa que el propio Guardiola, su plantilla y los aficionados del Bayern se mostraran muy contentos tras el 2-0 (1-0) al SC Friburgo en el que fue el último partido del año en el Allianz Arena.

“Ganamos merecidamente. Fue un fútbol en una sola dirección durante 90 minutos”, afirmó Karl-Heinz Rummenigge en la zona mixta del estadio muniqués. “Veo encantado a nuestro equipo. Juegan un fútbol bonito, atractivo, con éxito. No hay nada más bonito para nosotros”, añadió el directivo del Bayern antes de subrayar: “Se juega casi mejor que el año pasado, que ya fue extremadamente exitoso.”

El muro del Friburgo no resistió

Ante el Friburgo se súmo la novena victoria liguera consecutiva en casa. La superioridad del Bayern quedó reflejada en un 80% de posesión 31 disparos a puerta, por sólo 2 del rival. Y 2 tantos, obra de Arjen Robben (41´) y Thomas Müller (48´). “Lo hemos hecho bien, jugamos al ataque, con agresividad, buscamos las ocasiones y las aprovechamos. Dos goles está bien, podrían haber sido dos más”, comentó Robben a posteriori.

“Hoy estamos muy contentos por tener los 3 puntos”, explicó el director deportivo, Matthias Sammer tras la novena victoria en los 9 partidos disputados en casa. Ante el “muro” del Friburgo, el Bayern, según Sammer mostró un “rendimiento absolutamente serio y concentrado.” “Nunca resulta sencillo frente a un equipo que sitúa tantos hombres en su área. La táctica del Friburgo era dejarnos la posesión y han jugado con un 5-4-1. Con ese sistema no subes, te quedas atrás”, analizó0 Müller. “Pero hemos jugado bien y nos vamos contentos a casa.”

Tres jugadores tocados

Algo que también hicieron los 71.000 espectadores que abarrotaron ayer el Allianz Arena. La afición muniquesa celebró ayer como su equipo alcanzaba los 20 partidos invicto en liga, y despidió a los suyos con una más que merecida ovación. “¡Gracias! ¡Sois geniales!”, rezaba la pancarta con la que los jugadores del Bayern agradecieron a su afición el apoyo mostrado durante todo el 2014. Además, el club organizó un espectáculo de luces  y regaló Glühwein (vino caliente con especias, bebida típica navideña en Alemania) a los aficionados.

El único pero al bonito cierre del añ0 2014 en casa fueron las molestias sufridas por Medhi Benatia, Xabi Alonso y Robert Lewandowski. Los 3 jugadores tuvieron que abandonar el terreno de juego antes de que terminase el partido. Benatia sufrió una lesión en la región inguinal que le hará perderse el último duelo de la primera vuelta ante el 1. FSV Mainz 05 del próximo viernes. Xabi Alonso y Lewandowski (contusiones en el tobillo) si que podrían estar a disposición de Pep Guardiola.

Independientemente de quien actúe en Maguncia el viernes, Rummenigge lo tiene claro: “Nos queda un partido contra el Mainz. Queremos intentar actuar de manera positiva. Queremos mantener la racha. Luego podremos prepararnos lentamente para las fiestas navideñas.”