presentada por
Menú
15 votos a favor, 3 en contra

La Bundesliga incorpora la tecnología de la línea de gol

Con una clara mayoría dedició la Liga de Fútbol Alemana (DFL) este jueves la introducción de la tecnología de la línea de gol en la Bundesliga a partir de la próxima temporada (2015/16). En una asamblea ya histórica celebrada esta mañana en Frankfurt am Main, 15 de los 18 clubes votaron a favor de la propuesta del Bayern (3 votos en contra). Para dar luz verde a la medida eran necesarios dos tercios de los votos (12 votos).

“Estoy muy contento, nuestra propuesta fue aceptada con una clara mayoría. Todo estuvo profesionalmente organizado por la directiva de la DFL. Creo que hubo un cambio de opinión. En la primera votación los datos relativos a los costes no fueron tan concretos”, comentó el presidente Karl Hopfner.

Hace 9 meses (24 de marzo), los clubes rechazaron la introducción de la tecnología de la línea de gol. 24 de los 36 clubes profesionales votaron en contra, la mayoría de los clubes de segunda división debido a los altos costes que supondría la implantación de dicha teconología. En el caso de los equipos de Bundesliga, el resultado fue de 9 votos a favor y 9 en contra. En mayo, el Bayern envió una nueva propuesta a la DFL en la que solicitaba su implantación solo en la Bundesliga.

Ojo de halcón en los estadios

15 de los 18 clubes de la primera división alemana han votado a favor, por lo que en la temporada 2015/16 los estadios de la Bundesliga contarán con el denominado “ojo de halcón”.

El ojo de halcón ya se emplea en la Premier League y desde hace varios años en las competiciones de tenis. Desde la próxima temporada, las porterías de la Bundesliga contarán con 7 cámaras que pueden indicar la posición del esférico con una precisión milimétrica. En caso del que balón traspase la línea, el colegiado recibe una señal al segundo. El reloj que porta el colegiado vibra y además recibe una señal auditiva a través de los auriculares. Además, también es posible mostrar una presentación gráfica a través de los marcadores tal como ya ocurre en el tenis.