presentada por
Menú
"A recargar baterías"

Satisfacción al llegar la pausa

Esperaron por Arjen Robben, dieron un último trote en dirección al tunel, entraron en el vestuario, cerraron la puerta y levantaron las copas de vino espumoso. Entonces se brindó por un año extraordinario que llegaba a su fin con la victoria de último minuto 2-1 en Maguncia. “Tenemos 45 puntos, eso es una cifra increíble” declaró Karl-Heinz Rummenigge al abrirse la puerta de la cabina diez minutos más tarde. Matthias Sammer agregó: “estamos más que satisfechos.

El Bayern viajó a su último partido del año con todo lo que tenía, que no era mucho debido a las bajas, casi todo un equipo completó faltó en Maguncia:  Philipp Lahm, Xabi Alonso, Robert Lewandowski, Medhi Benatia, Sebastian Rode, David Alaba, Thiago, Javi Martínez, Holger Badstuber, Tom Starke. Todos lesionados. “Uno se da cuenta que estamos ya marchando con el tanque de reserva. Necesitamos la pausa invernal para recargar las baterías”, dijo Rummenigge.

Maguncia, apoyado por su público, le exigió todo al Bayern pese a tener también ausencias notables. “Jugaron de una forma grandiosa, con una táctica excelente” reconoció Sammer. Por fortuna un gol genial de Bastian Schweinsteiger en el minuto 24 equiparó el marcador 1-1 tras la ventaja anotada por el colombiano Elkin Soto tres minutos antes.

“No fue nuestro mejor partido”

“La verdad es que desde el Mundial no había vuelto a entrenar los tiros libres, pero Franck me entregó el baló y me pidió ¡haz un gol!” contó el capitán. Después de ello el partido estuvo equilibrado, por lo cual Rummenigge comentó “Quizás un empate hubiera sido justo”. Pero Robben se opuso y anotó el 2-1 que significó la derrota de los valientes futbolistas del Maguncia.

“Seguro no fue nuestro mejor partido, pero luchamos hasta el final” relató Robben, quien ya suma 10 goles en la temporada de la Bundesliga. Thomas Müller añadió: “Difícil imaginar una victoria más bonit, siempre hay que tener una pizca de suerte”, mientras Sammer ampliaba “hubieramos podido vivir con un solo punto, pero nos llevamos los tres, que es mucho mejor”.

El Bayern se marchó de vacaciones con muy buenas sensaciones y excelentes perspectivas para la segunda parte de la temporada. “Claro que un partido como el de Maguncia es especial, todos saben que cuando termine, termina también el año”, reveló Robben, quien desea gozar del tiempo libre con su familia. “Ahora a desconectarnos: feliz Navidad y prospero Año Nuevo”, concluyó Müller.