presentada por
Menú
Objetivo: defender el título

Guardiola pule "los pequeños detalles"

Son días y semanas especiales las que está viviendo el Bayern de Múnich. No sólo por las extraordinarias impresiones y las "excepcionales condiciones" (Guardiola) que se disfrutan hasta el momento en el Volkswagen Camp Qatar, sino también por otro motivo más: "En este momento estamos muy relajados" aclaraba Pep Guardiola. "El próximo partido es en tres semanas; ahora no tenemos presión ninguna." Efectivamente, pocas son las ocasiones en las que ha estado así el campeón bávaro, que esta temporada también compite en tres frentes.

Sin embargo, durante los entrenamientos en Doha, la relajación no se nota. En la mañana del sábado, Guardiola llevó a su equipo a una sesión intensiva con muchos ejercicios breves que hicieron sudar copiosamente. El entrenador del Bayern estaba entre ellos, animando, corrigiendo y observando cada detalle con vista de águila.

Lo más importante era que ningún jugador se lesionara, señaló después ante cerca de 60 periodistas internacionales y alemanes en una rueda de prensa en el hotel de concentración. Junto a la condición física, en Doha está la táctica en el centro de todo. "Trabajamos nuestro modo de juego, los pequeños detalles, la táctica. Durante la temporada apenas tenemos tiempo para ciertas cosas que queremos estudiar a fondo."

Cosas que mejorar, como ya dijo en la pretemporada, hay aún bastantes. Eso a pesar de una extraordinaria primera vuelta en cuanto a lo deportivo, incluyendo la proclamación de campeón de invierno. "Tenemos once puntos de ventaja, eso son tres partidos" calculaba Guardiola. "Por tanto, aún tenemos que ganar 14 de los 17 últimos partidos. ¡14! No sólo uno o dos." El entrenador trabaja con mucha entrega con su equipo en Doha.

Le parece "fantástico" que para la vuelta a la competición haya que vérselas con el segundo clasificado, el Wolfsburg. "Lo mismo que tener que visitar inmediatamente después al Schalke." Así se mantiene alta la concentración. "Si nos dormimos, perdemos puntos. Pero si nos mantenemos en el sitio, jugando bien los primeros cinco o seis partidos, daremos un enorme paso para defender el título de la Bundesliga."

Y ese es el principal objetivo de la temporada para el Bayern de Múnich: convertirse en campeón de Alemania. "Para mí, la Bundesliga es el título más importante. Cuando ganas el campeonato, has jugado una gran temporada" dijo Guardiola. ¿Y la Champions League? Para el míster,la condición del equipo "en un determinado momento" es la clave para él éxito ahí. Eso significa entrenar, entrenar y entrenar, como concretaba Guardiola: "Mi objetivo es jugar mejor cada día. Además, así se tiene más confianza para los partidos importantes."