presentada por
Menú
“Me dejé llevar por las emociones”

El Bayern “va por buen camino”

45 metros, un sprint. En el minuto 66, Pep Guardiola puso el turbo y se acercó al linier. ¿Cómo? ¿Qué no ha sido gol? ¿Qué ha salido el balón de Robert Lewandowski? El técnico del Bayern no entendía lo que había sucedido y no paraba de discutir y gesticular. Pero la decisión ya estaba tomada y Guardiola regresó al banquillo. Por suerte, el técnico español no tardaría mucho en celebrar el 1-0 de los suyos, obra de Arjen Robben en el minuto 67.

“Me dejé llevar por las emociones”, reconoció Guardiola a posteriori. “Solo hablé con él. Fue muy muy amable.” Ciertamente el entrenador del Bayern no paró ayer en la banda durante los 90 minutos del duelo contra el Schalke. Al igual que sus jugadores, quienes no sabían si lamentarse o aceptar de buen agrado el empate cosechado tras disputar gran parte del duelo en inferioridad numérica. “En cierta manera podemos estar contentos”, resaltó Thomas Müller.

El Bayern afrontó el primer partido en casa del año concentrado  y con la fijación de hacer olvidar el estrepitoso 4-1 en Wolfsburgo. Pero un momento de distracción dio al traste con todo el plan. Un saque en largo del portero Fabian Gefer acabó en Sidney Sam, al que Jerome Boaten solo pudo parar mediante falta. El jefe de la defensa del Bayern vio la roja (17’). Por suerte para el diezmado Bayern no llegó un castigo superiro, ya que Manuel Neuer detuvo el lanzamiento de penalti de Eric Maxim Choupo-Moting.

 Un Schalke ultradefensivo

“Anteriormente, él siempre disparó a la otra esquina ", reveló Neuer en las catacumbas del Allianz Arena," Yo estudio a los tiradores y me dije a mí mismo que él intentaría algo especial en este especial partido - y luego me fui a la izquierda. ¡Con éxito! Sin embargo, el mejor portero del mundo no fue muy exigido, ya que: El Schalke se limitó, a pesar de su superioridad numérica,  casi exclusivamente  a defender.

"Fue muy sorprendente", dijo Müller, "tuvimos que adaptarnos, pero por su puesto, no fue nada fácil irnos hacia delante,  especialmente con diez hombres." Incluso Robben dijo: "En realidad, ellos no jugaron al fútbol." Y así fue como el gol que abría el marcador del holandés (11º gol de la temporada) llegó en la segunda mitad. Lástima que el postrero gol de Benedikt Höwedes para el Schalke  (72’), estableciera el empate, también después de un saque de esquina.

Los fallos, mejor ahora que más tarde

"Nuestro rendimiento fue mucho, mucho mejor que ante el Wolfsburgo", analizó Guardiola. El capitán, Bastian Schweinsteiger, vio esta vez "más control". El Schalke apenas tuvo oportunidades a la contra. Müller dijo: "Ahora tenemos que seguir . Si jugamos así volveremos a ganar otra vez.” Y Robben exigió." Tenemos que ser críticos, pero también realistas. Hoy queríamos hacer un nuevo inicio, ¿pero qué se puede hacer cuando tienes que jugar a los 15 minutos con un hombre menos? "

"El punto de hoy no es malo", también concluyó Dante. Sobre todo porque el segundo, el Wolfsburgo, también sumó solamente un empate y así perduran los ocho puntos de ventaja. Este próximo sábado en Stuttgart, en cualquier caso, debe llegar la primera victoria del año. "Estamos en el camino correcto", dijo Dante. Su compañero de equipo Lewandowski añadió: "Esto es fútbol, no se puede jugar una temporada entera a tope y ganar todos los partidos por goleada. Es mejor si ahora cometemos uno o dos errores, que más tarde.”