presentada por
Menú
“Un partido extraño”

Mucho trabajo en el 115° aniversario

Todo estaba preparado ayer para celebrar por lo alto el aniversario del Bayern.  75.000 espectadores abarrotaron el Allianz Arena y un espectacular tifo en la Südkurve dio la bienvenida a los suyos en el choque liguero ante el Colonia. El equipo de Guardiola se impuso 4-1 (2-1) y celebró su 115° aniversario con 3 nuevos puntos que le mantienen en lo más alto de la tabla con, como mínimo 8 puntos de ventaja.

“Estoy muy contento. Hemos ganado ante el segundo mejor visitante de la liga. Marcar 4 goles contra este rival resulta muy muy complicado”, indicó el técnico Pep Guardiola tras la victoria n° 18 de la temporada de los suyos. Un partido que el propio técnico definió como “bonito, con muchas ocasiones de gol”. Guardiola además concluyó la rueda de prensa afirmando: “Feliz cumpleaos, Bayern. Estoy muy orgulloso de formar parte de este club increíble.”

“Un partido extraño”

Muchos de los 75.000 espectadores aún no habían ocupado sus asientos cuando el capitán Bastian Schweinsteiger adelantó a los locales con un cabezazo tras un saque de esquina en el minuto 3. En el minuto 10, Franck Ribéry aumentó la ventaja con un certero remate. Aunque muchos empezaron a recordar el 8-0 al Hamburgo de hace dos semanas, el partido fue bien distinto. El Bayern dominaba, pero Timo Horn, el guardameta visitante, logró mantener el 2-0 hasta poco antes el descanso.

“En algunas ocasiones, un 2-0 puede ser contraproductivo”, indicó el director deportivo Matthias Sammer. De hecho, el Colonia logró reducir diferencias en el 45 con un tanto de Anthony Ujah. “El de hoy fue un partido extraño”, analizó Arjen Robben. “Hemos empezado muy bien, nos adelantamos 2-0 muy pronto, entonces el partido debería quedar decidido. Pero encajamos el gol en el peor momento.”, añadió el holandés.

Neuer evita el empate

En la reanudación, el Colonia dio un paso hacia delante, en busca del 2-2. Y entonces emergió la figura del mejor portero del mundo, Manuel Neuer, para evitar el empate con 2 paradas ante Ujah y Marcel Risse (57´). “Hoy hemos ganado porque Manu detuvo dos o tres balones muy complicados”, resaltó Guardiola. “Debemos agradecer a Manu que haya ganado el partido para nosotros”, subrayó Robben.

Precisamente el holandés, con su 17° tanto de la temporada, fue el encargado de sentenciar el choque en el minuto 67. Poco después Robert Lewandowski (75´) haría el 4-1 definitivo a la contra. “El partido demuestra que siempre tenemos que darlo todo y que nadie nos regalará nada”, comentó Robben a posteriori y aseguró: “Siempre tienes que trabajar. No 30 ó 45 minutos, sino 90.”

Sobre todo en los partidos decisivos en la Champions League o en la copa alemana. “He visto escenas que, ante otros rivales, podrían ser muy peligrosas”, explicó Sammer. “Ahora llegan eliminatorias y no puedes permitirtelo.”, añadió el director deportivo. Es miércoles, por ejemplo, el Bayern recibirá la visita del Eintracht Braunschweig en copa. Robben concluyó con un balance positivo: “Creo que estamos avanzando positivamente. Vamos por buen camino.”