presentada por
Menú
“El equipo estaba ahí”

Berlín está un paso más cerca

“¡Berlín, Berlín, nos vamos a Berlín!”, cantó la grada durante muchos minutos del duelo de vuelta de octavos de la Champions League. Un partido en el que el Bayern regaló a sus aficionados un 7-0 (2-0) histórico al Shakhtar Donetsk. El Allianz Arena empezó a soñar con la final de la máxima competición continental, que este año se disputará el 6 de junio en el Olympiastadion de Berlín.

“Fue una noche magnífica. Me voy contento a la cama”, indicó Karl-Heinz Rummenigge tras la mayor goleada del club muniqués en la Liga de campeones. “Creo que lo hemos hecho muy buen en la Champions League hasta ahora. Es conocido que tenemos unas metas  muy altas”, añadió Rummenigge. “Al final queremos estar en Berlín como sea e intentar ganar la Champions League”, resaltó el central Jérôme Boateng. Aunque el jugador nacido en la capital alemana pidió calma: “El camino es aún largo.”

La expulsión más rápida de la Champions

Un camino que ayer fue más llano de lo esperado. Tras el empate sin goles de hace 3 semanas en la ida, “el ambiente previo era seguramente mucho más tenso que el partido a la postre”, aseguró Thomas Müller. El canterano de 25 años adelantó al Bayern en el marcador a los 4 minutos con un penalti que supuso además la expulsión del defensa visitante Olexandr Kuchar. La entrada del central ucraniano a Götze conllevó la expulsión más rápida en la historia de la Liga de campeones (3´).

“Nadie esperaba algo así antes del partido. El penalti y la roja cambió todo. Naturalmente nos vino a pedir de boca”, reconoció Sebastian Rode. “Resulta complicado jugar en inferioridad. Creo que no debería haberle sacado la roja. A partir de ese momento ya no pudimos llevar a cabo lo planeado”, explicó el apenado técnico del Shakhtar, Mircea Lucescu, tras la derrota más abultada del club ucraniano en la Champions.

Superioridad total del Bayern

Boateng (34´) amplió la ventaja de un Bayern que controló el choque a su antojo, antes del descanso.  Franck Ribéry (49´), Müller (52´), Holger Badstuber (63´), Robert Lewandowski (75´) y Mario Götze (87´) cerraron la “merecida” victoria (Rummenigge). “Dominamos el partido”, resumió el técnico Pep Guardiola. “Se ha visto desde el inicio que el equipo estaba ahí. Merecemos estar en cuartos.”

 Müller, que alcanzó a Mario Gomez en la tabla de máximo goleador alemán en la historia de la Champions con sus dos goles de ayer, habló de un “gran rendimiento del equipo. Tenemos que seguir creciendo sobre esta base. Ahora tenemos ganas de conocer al rival que nos toca en el sorteo.” El Bayern conocerá a su rival de cuartos el próximo 20 de marzo, fecha en la que se llevará a cabo el sorteo, como siempre, en la sede de la UEFA en Nyon. Por ahora, Real Madrid, Oporto y Paris St. Germain, también estarán en el bombo.

No habrá cruces fáciles

“Sin dudas se trata de un panorama desafiante. Debemos aceptar lo que salga”, aclaró Rummenigge pensando ya en el sorteo y añadió: “Creo que en cuartos no habrá un rival deseado para nadie.” Götze comentó al respecto: “Esperaremos primero al resto de partidos. Y ya veremos con tranquilidad.” Boateng concluyó: “Nos da igual quién nos toque.” No le falta razón al central, para llegar a Berlín habrá que imponerse a todo rival que se cruce en el camino del club muniqués.