presentada por
Menú
Sin Schweinsteiger

Con “corazón y pasión” ante el Leverkusen

Primero la victoria contra el Dortmund, luego chocolate y pasteles en Pascua y Pep Guardiola el martes, un día antes del partido de cuartos de final de copa contra el Bayer Leverkusen (miércoles, 20:30 CEST), incluso bromeaba. “Quizás mañana juegue con ocho defensas”, sonreía el entrenador del Bayern cuando fue preguntado sobre su táctica. “Él tiene un buen entrenador” respondía con un guiño cuando le preguntaban sobre la causa del gran estado de forma de Robert Lewandowski.

Era obvio: Pep Guardiola lo ha hecho bien el fin de semana de Pascua. Y eso que la ya destacada lista de lesionados se ha ampliado aún más: Aparte de Franck Ribéry, Arjen Robben, David Alaba, Tom Starke y Javi Martínez, ahora también se ha unido Bastian Schweinsteiger (problemas en el tobillo) y no estará disponible. "No, no viene, definitivamente no", dijo Guardiola.

Sin embargo, el estado de ánimo del catalán ("Estoy feliz.") no se alteraba. La delicada situación de la plantilla no es una razón para lamentarse, dijo: "No hay excusas. Da igual. Esto me motiva para encontrar una solución. " Especialmente la falta de los extremos dribladores Ribéry/Robben tiene efectos: “Tenemos que jugar un poco diferente.” Respecto a la idea fundamental - dominar y marcar goles - nada cambia.

“Un gran desafío”

En la victoria por 0-1 en Dortmund del sábado, su equipo careció del dominio habitual, sobre todo en la segunda mitad, algo criticado por Guardiola: "He hablado con mi equipo de que si jugamos como en la segunda mitad en Dortmund, entonces no tenemos ninguna posibilidad. Tenemos que tratar de dominar. Esto no es fácil porque el Leverkusen tiene un buen y agresivo pressing.”

Sobre todo, el entrenador del Bayern tuvo elogios para el enemigo, que ha sumado cinco victorias en liga consecutivas, con un balance de goles de 13-0, que le hacen afrontar el partido de copa con mucha confianza en si mismos. "Tengo una gran admiración por este equipo y por este entrenador." El partido es "un gran desafío". Con un 4-0 ante el Hamburgo el Leverkusen se armó de moral el pasado fin de semana para su partido contra el Bayern. Su entrenador, Roger Schmidt, podía permitirse dar descanso a dos jugadores como: Emir Spahic y Hakan Calhanoglu. Sin embargo, no podrá contar para el miércoles con el delantero Son Heung-Min, debido a una tarjeta roja en la segunda ronda de copa.

Guardiola ha contado con todo esto y es optimista de cara al partido. "En este momento de la temporada hay que poner cabeza, corazón y pasión." Estas cualidades las ha demostrado siempre su equipo, a pesar de los grandes éxitos de los últimos años. "¡Ellos corren y luchan siempre! ¡Quieren siempre! ¡Nuestro corazón siempre está ahí! ¡Estoy muy, muy orgulloso de mi equipo!", dijo el entrenador del Bayern, que al menos ha recibido un pequeño regalo por parte del conejito de Pascua: Holger Badstuber está disponible de nuevo tras sus problemas musculares.

Así llega el Leverkusen:

  • Bajas: Heung-Min Son (sancionado), Robbie Kruse (operado del tobillo)
  • Roger Schmidt (entrenador): “Estamos en un buen momento, tengo muchos jugadores en una gran forma. Si queremos ganar algo tenemos que ganar al Bayern. Pero, obviamente, es una tarea muy complicada. Tenemos que utilizar muy bien nuestras armas ofensivas y defender bien, defender valientes.”
  • Rudi Völler (director deportivo): “La posibilidad de derrotar al Bayern en un partido en casa es mayor que en uno a domicilio o en la final. Tenemos que jugar un partido sensacional. Todos, desde los 11 hasta los 14 jugadores, tienen que jugar al máximo. Entonces tendremos una pequeña posibilidad.”