presentada por
Menú
¡A semifinales!

¡Increíble! El Bayern, ‘en éxtasis’

En el Allianz Arena se ha vivido de todo en los últimos diez años. El fulminante gol de Roy Maakay a los 10,1 segundos de partido en octavos de final de la Liga de Campeones contra el Real Madrid en 2007. La enorme victoria por 4-0 contra un genial Barcelona en el año en que lograron la Orejona en 2013. Y a partir de ahora el 21 de abril de 2015 también será siempre recordado, cuando el Bayern de Múnich venció por 6-1 al Oporto en el partido de vuelta de cuartos de final de la máxima categoría europea. Fue simplemente “mágico”.

“Nunca había vivido noches así, aunque llevo en esto bastante tiempo“, explicó Karl-Heinz Rummenigge. “Es una de esas noches en las que vas a casa y dices: Es como un sueño lo que hemos vivido hoy.” Tras el 3-1 de hace una semana en el partido de ida en Oporto, muchos contaban con el adíos del Bayern, “y entonces vamos y ganamos de esta manera. Estoy muy contento”, declaró el director general del Bayern.

Por primera vez en su historia, el conjunto bávaro se clasifica en cuatro ediciones consecutivas para semifinales de la Liga de Campeones. “Teníamos que hacerlo bien”, destacó Jérôme Boateng, con tres goles y tres asistencias de gol en Champions en su haber. “Desde el primer minuto se pudo ver [sus intenciones].”

 Y en efecto, el Bayern salió en tromba a por el partido, el Oporto no pudo más que correr detrás de los chicos de Guardiola y en solo en la primera parte encajó ¡cinco goles! Marcaron Thiago (14’), Jérôme Boateng (22‘), Robert Lewandowski (27‘, 40‘) y Thomas Müller (36‘). “Con el 1-0 tan pronto el partido empezó a rodar a nuestro favor. Y después el equipo jugó en el mejor sentido de la palabra como en éxtasis”, analizó Rummenigge.

“Jugamos realmente bien”

“Realmente salió todo bien. Nadie contaba con un 5-0 de ventaja en la primera mitad”, opinó Manuel Neuer, quien presenció impotente el gol de la honra del Oporto de Jackson Martínez (73’). El capitán muniqués, Philipp Lahm, presenció un equipo que dio una paliza al rival “con corazón, pasión y agresividad”. “Todos estábamos al cien por cien, queríamos estar como fuera en semifinales”, resumió Mario Götze. El tanto de Xabi Alonso firmando el 6-1 (88’) desterró las últimas dudas.

“Sentí en los últimos días que podíamos lograrlo”, desveo Pep Guardiola en la rueda de prensa. “Increíble, le doy las gracias a mis jugadores.” Nadie sobró este martes por la noche, fue una “excelente actuación coral”, en palabras de Thomas Müller. Lewandowski volvió a demostrar su brillante estado de forma y metió por primera vez en la Liga de Campeones con el Bayern de Múnich un doblete. 

“Jugamos realmente bien”, declaró el delantero polaco. “Pero somos el Bayern. Podemos lograrlo todo, queremos ganarlo todo.” Y por supuesto, también la Liga de Campeones, aunque para eso queda aún tela por cortar. “Lo que toca jugar ahora es aún más complicado”, avisa Rummenigge. No hay rival preferido para la semifinal, pero ya la han alcanzado. “Quizá nosotros tampoco seamos el rival preferido por nadie.”