presentada por
Menú
Pep y Lopetegui

Reencuentro entre viejos amigos

La última vez que se vieron no fue hace mucho. A mediados de marzo, Pep Guardiola viajó a Madrid para presenciar los octavos de final de la Liga de Campeones entre el Atlético de Madrid y el Leverkusen. A su lado en la grada del Estadio Vicente Calderón estaba él: Julen Lopetegui, entrenador del Oporto y, según sus propias palabras, “un amigo”. Así le describió Pep Guardiola en la rueda de prensa del martes. Hoy por la noche, en cuartos de final de la máxima categoría europea, serán rivales.

“Los dos tenemos ganas de este duelo”, relató Guardiola. Ambos compartieron vestuario en el Barcelona entre 1994 y 1997. Guardiola como centrocampista creativo, Lopetegui como portero suplente. En estos años transcurridos no se han perdido de vista el uno y el otro. “Le tengo mucho respeto a Pep y le sigo”, explicó el entrenador del Oporto. “Le considero uno de los mejores entrenadores de la historia del fútbol.”

Thiago y Bernat, viejos conocidos también

Muchos elogios para el catalán, quien no duda en responder con otro tanto. “Hace muy bien su trabajo, su equipo hace un fútbol muy bueno”. El técnico español cuenta que cuando eran jóvenes jamás se pudieron imaginar que “en algún momento  podrían llegar a entrenar a equipos tan importantes en cuartos de final de la Liga de Campeones”. Cada uno ha tenido un recorrido vital muy diferente. Mientras que Guardiola ha celebrado grandes éxitos con diferentes clubs de fútbol, Lopetegui entrenó en la Federación Española de Fútbol.

El Oporto es su primera experiencia profesional como entrenador  de un equipo. Anteriormente dirigió la selección española sub-19 (2012) y sub-21 (2013), alzándose con el campeonato europeo con la sub-19 en 2012 y con la sub-21 en 2013. En el triunfo de La Rojita de hace dos años, Thiago Alcántara se ganó los corazones de la afición cuando marcó tres goles en la final contra Italia. Juan Bernat también jugó bajó las órdenes del actual técnico del Oporto en la sub-19, logrando el título europeo en 2012. Hoy por la noche se reencontrarán de nuevo todos, aunque a buen seguro que no habrá regalos de por medio.