presentada por
Menú
“Gran reconocimiento”

Triunfo de la actitud del Bayern

Manuel Neuer vivió ayer una tarde tranquila. El guardameta fue suplente ayer y vivió junto a Holger Badstuber desde el banquillo, el 3-0 (1-0) al Eintracht Frankfurt de un Bayern muy serio que, una vez más, hizo gala de entrega y pundonor.

“Me ha impresionado mucho porque no habían pasado ni 72 horas del duelo copero en Leverkusen, en el que disputamos 120 minutos. El equipo lo ha hecho sensacional. El equipo y los jugadores merecen un gran reconocimiento”, destacó Karl-Heinz Rummenigge en las entrañas de un Allianz Arena repleto ayer por 75.000 espectadores.

Pep Guardiola se mostró “muy muy orgulloso” ante los medios tras el pitido final. “Tres días después del partido en Leverkusen nos hemos enfrentado al tercer mejor ataque de la Bundesliga. Les controlamos y dominamos”, aseguró el técnico del Bayern. Lahm tampoco escondió su alegría tras el triunfo: “La actitud mental es la correcta”. Y también la calidad futbolística. Con un golazo en el minuto 15, Robert Lewandowski abrió la senda del triunfo a los suyos.

Müller como en Hamburgo

“Estábamos algo cansados. No me desperté esta noche pensando: ¡qué alegría, tenemos otro partido! Pero cuando llevas un cuarto de hora sobre el césped, te metes de lleno”, reconoció Müller. El canterano amplió la ventaja local poco antes del descanso, pero el árbitro anuló el tanto por un dudoso fuera de juego.

En la reanudación Lewandowski cabeceó al fondo de las mallas tras un potente salto, el 2-0 (66´). Un gol que encarriló definitivamente el partido, tal como explicó el propio polaco a posteriori: “Tras ese tanto fue algo más fácil para nosotros”. A ocho minutos del final Müller (82´) redondeó el marcador con un escorado remate que se coló por la escuadra. “En Hamburgo marqué un tanto similar. No deberían dejarme rematar así”, bromeó Müller.

Se acerca el regreso de Ribéry y Schweinsteiger

“El equipo lo ha hecho realmente bien y ganó merecidamente 3-0”, indicó un Rummenigge especialmente contento con la titularidad de Thiago. “Siempre supismos que era un futbolista genial. Hoy lo demostró de nuevo. Lo que importa es que siga así.” Müller añadió: “Es bueno que regrese a un nivel tan alto tras su lesión.”

El miércoles visita el Bayern al Oporto en la ida de cuartos de la Champions-League, y Guardiola espera que “no haya más lesiones”. Rummenigge, por su parte, cuenta con el regreso de Franck Ribéry y Bastian Schweinsteiger. “Franck ha entrenado bien. Bastian además de la lesión sufrió un virus. Espero que ambos puedan viajar el lunes.” Independientemente de los jugadores que compongan la expedición muniquesa, el objetivo está claro, tal como concluyó Lahm: “Queremos ganar en Oporto.”