presentada por
Menú
“Podemos estar orgullosos”

“El Súper-Bayern” “peleará por todo de nuevo”

Los cánticos no cesaban. Ni en el fondo sur, donde animarón a su equipo durante los 93 minutos para ir hacia adelante, ni en la tribuna norte, donde alentaron al Bayern desde el lado opuesto. Y a pesar de que la victoria por 3-2 (1-2) sobre el Barcelona del partido de semifinales de la Liga de Campeones en última instancia no era suficiente para la compra de entradas de la final de Berlín, el orgullo por el equipo era enorme. "¡Super-Bayern, Super-Bayern, hey, hey!"

"Nos habría encantado ir a Berlín," dijo Pep Guardiola, que tras perder el pase a la final se mostraba "triste". "A pesar de todo le he dado las gracias a mis jugadores. Estoy muy contento de cómo se comportó el equipo.” Todo elogios fue también Karl-Heinz Rummenigge, "el equipo ha luchado excelentemente.” El directivo señaló que el Barcelona en el cómputo total fue “merecedor de pasar la eliminatoria, pero nos despedimos con nuestras cabezas altas.”

“En la primera parte fue posible. Tuvimos grandes oportunidades, cuatro, cinco al cien por cien ", así vió Jerome Boateng a un agresivo Bayern, que se adelantó en el marcador gracias al cabezazo de Medhi Benatias (7’). "Lástima que no hicimos el 2-0", señaló el defensa. Por el contrario, Neymar golpeó en el otro lado después de dos rápidos contraataques (15’, 29’) -. La batalla por pasar a la final "se esfumó" como dijo Philipp Lahm.

“No agachar la cabeza”

A pesar de todo, el campeón alemán nunca se rindió. Animado por sus fantásticos aficionados, el Bayern anotó dos goles más por medio de Robert Lewandowski (59’) y Thomas Müller (74’), que selló la conciliadora despedida de la temporada número 18 en la competición reina. "Hemos demostrado de lo que somos capaces", dijo Müller, quien aseguró la sexta victoria en casa en sus correspondientes seis partidos en Liga de Campeones, con su 28° gol en la competición. Manuel Neuer afirmó: "Dimos todo todavía para darle la vuelta al partido en la segunda parte.”

"Estábamos, después de todo, en las semifinales, y por cuarta vez consecutiva, por lo que todo está bien", Rummenigge extrajo finalmente una conclusión positiva de la temporada en la Liga de Campeones, en la que el Bayern se ha despedido con un récord del club. ¡33 goles es algo que nunca habían conseguido los campeones alemanes en la Liga de Campeones! Por otra parte, el Bayern es el único equipo de la historia de esta competición que ha logrado marcar en tres ocasiones, seis o más goles en una misma temporada. "Podemos estar orgullosos y no agachar la cabeza", dijo Boateng.

El plan de Guardiola

"La temporada en sí ha sido estupenda," afirmó un conciliador Müller, "hemos tenido una racha de muchas lesiones y hemos jugado muy buenos partidos, como la vuelta contra el Oporto." Bastian Schweinsteiger recordó que el Bayern "durante cinco , seis años de forma consecutiva en la Liga de Campeones", disputa, o las semifinales o la final, "así que creo que como equipo nos merecemos un gran elogio.”

Y eso no se hizo esperar. "Estoy muy, muy orgulloso", elogió Guardiola a sus jugadores, a los que, después del pitido final aún en el vestuario, les hizo un "excelente cumplido". El entrenador del Bayern, prometió: "El próximo año queremos pelar por todo de nuevo. Empezaremos otra vez de cero.” Hasta entonces, el catalán, junto a sus jugadores y a los magníficos aficionados, todavía tienen algo por delante: “¡Ahora quiero celebrar el título de campeón de liga!”