presentada por
Menú
Repaso a los alirones (IV)

5 x 5 campeonatos ligueros: Ballet y balón medicinal

El Bayern de Múnich se ha asegurado esta temporada la liga alemana por vigesimoquinta vez en su historia. Con ocasión de la celebración del título, fcbayern.de ha echado un vistazo a los 25 campeonatos y ha encontrado hechos, curiosidades y leyendas. Como aperitivo al fin de semana, recordaremos de lunes a viernes cada día cinco títulos. Parte 4: 2000, 2001, 2003, 2005, 2006.

2000

¡Menudo final de temporada! Con 3 puntos de ventaja sobre el Bayern de Múnich viajó el Leverkusen a Unterhaching para disputar la última jornada... e increíblemente perdió 2-0 en el sur de Múnich. Mientras tanto, 14 kilómetros al norte, en el Estadio Olímpico, el Bayern protagonizó una actuación estelar contra el Bremen, 3-1, para llevarse finalmente el título gracias a los siete goles globales de diferencia respecto al equipo de las aspirinas. A la fiesta de celebración de después fueron por supuesto invitados los héroes del Unterhaching. Especialmente contentos estuvieron todos por Oliver Kahn, elegido Futbolista del Año.

2001

El emocionante desenlance de la temporada comenzó en la jornada 33: el Schalke, líder de la clasificación, cayó 1-0 en Stuttgart y el Bayern ganó 2-1 al Kaiserslautern gracias a un gol de Zickler en el último minuto. Con tres puntos de ventaja en la clasificación viajaron los muniqueses a Hamburgo para disputar el último partido de liga, mientras que el Schalke, con mejor diferencia de goles que el Bayern, recibía y derrotaba 5-3 al Unterhaching. En el minuto 90 le hacían el 1-0 al Bayern, gol obra de Sergej Barbarez. Mientras en Schalke ya se celebraba la liga, en Hamburgo Oliver Kahn le preguntaba al árbitro: “¿Cuánto queda?”; “tres minutos”, le respondía Markus Merk, y Kahn le gritó a sus compañeros: “¡Tres minutos, vamos, tres minutos!”.  Increíble: en el cuarto minuto de añadido, el portero del Hamburgo, Schober, recoge un pase con las manos y el Bayern recibe un libre indirecto que Patrik Andersson transforma en el 1-1. De este modo se convirtió Ottmar Hitzfeld en el primer entrenador del Bayern que conseguía encadenar tres títulos de liga consecutivos tras Udo Lattek. Días después se consiguió ganar además la tan anhelada Liga de Campeones tras vencer 5-4 al Valencia en la tanda de penaltis.

2003

Michael Ballack, Sebastian Deisler y Zé Roberto eran los nombres de los recién llegados encargados de volver a traer el título a Múnich. El plan salió a pedir de boca... ¡y de qué manera! Con un juego excepcional, conocido como el “ballet blanco”, el Bayern lo bordó en liga y muy pronto, en la jornada 4, se encaramó a la primera posición. Ya en la jornada 30 (sólo en 1973 se había conseguido tan pronto) se dirimió el nuevo campeón de Bundesliga. Finalmente fue el Bayern de Múnich campeón con 16 puntos de ventaja. Giovane Elber, con 21 goles, se aseguró junto a Thomas Christiansen, del Bochum, el título de máximo goleador.

2005

¡Giro de 360° en el Bayern! Felix Magath, un tipo de entrenador de estilo radicalmente opuesto al del existoso Ottmar Hitzfeld, se sentaría en el banquillo para iniciar la temporada. Magath estructuró un equipo muy compacto, solidario y en forma, que durante mucho tiempo nos dejaría un emocionante mano a mano con el FC Schalke 04. El equipo de los mineros alcanzaría incluso el primer puesto en la jornada 25 tras imponerse 1-0 al Bayern, si bien por poco tiempo. Gracias a un increíble esprint final, con nueve victorias consecutivas, se aseguraron finalmente los muniqueses, con 14 imponentes puntos de ventaja, su decimonoveno campeonato liguero, que pasaría a ser conocido también como el “Campeonato del Balón Medicinal”.

2006

De nuevo se decidiría el título en Kaiserslautern, esta vez gracias al 1-1 conseguido por Andreas Ottl en la jornada 33. Sin embargo, a diferencia de la vez anterior, el Bayern no tendría en esta ocasión la posibilidad de celebrar el título debidamente en ese mismo momento y lugar. En vista del inminente descenso que amenazaba al equipo, el Kaiserslautern prohibió todo festejo en su estadio y el Bayern tuvo que apañárselas en la celebración de su vigésima liga con un par de cubos de agua. A cinco puntos ascendió finalmente su ventaja sobre el segundo en la tabla, el Werder Bremen. Además ganó el equipo de Felix Magath, al igual que la temporada anterior, la Copa de Alemania. Fue, de esta manera, la primera vez en la historia que un equipo ganaba dos años seguidos el doblete. Ello supondría, asimismo, el título número 21 en la carrera de Bixente Lizarazu y un desenlace ideal para su prolífica carrera futbolística.