presentada por
Menú
Repaso a los alirones (III)

5 x 5 campeonatos ligueros: Jupp, Trap y el ‘Kaiser’

El Bayern de Múnich se ha asegurado esta temporada la liga alemana por vigesimoquinta vez en su historia. Con ocasión de la celebración del título, fcbayern.de ha echado un vistazo a los 25 campeonatos y ha encontrado hechos, curiosidades y leyendas. Como aperitivo al fin de semana, recordaremos de lunes a viernes cada día cinco títulos. Parte 3: 1989, 1990, 1994, 1997, 1999.

1989

Tras un bajón de rendimiento en la segunda vuelta, el Colonia (dirigido por el técnico Christoph Daum) tenía opciones claras de hacerse con el título de liga y vertió diferentes ataces verbales a la entidad muniquesa. Histórico fue el rifirrafe en la cadena de televisión alemana ZDF entre el director del Bayern, Uli Hoeneß, y el entrenador de los bávaros, Jupp Heynckes. “El próximo jueves se acabará tu estancia aquí”, profetizó Hoeneß. En realidad el Bayern ganó ese jueves, jornada 31 de la Bundesliga, por 1-3 al Colonia en su estadio, en duelo directo por el campeonato de liga. Finalmente el Bayern terminó la temporada con una ventaja de cinco puntos respecto al Colonia y Heynckes se alzó con su primera Bundesliga como técnico del Bayern. Únicamente en los datos de máximos goleadores empataron el Colonia y el Bayern: tanto Roland Wohlfarth (Bayern) como Thomas Allofs (Colonia) anotaron 17 dianas esa campaña.

1990

De nuevo se mantuvo la pugna por el título de liga entre el Bayern de Múnich y el Colonia, imponiéndose el club aún dirigido por Jupp Heynckes con seis puntos de diferencia. Fue decisiva la segunda vuelta cuajada por la entidad muniquesa, que desde noviembre de 1989 hasta bien entrado el año no conoció la derrota. En la última jornada se desató la locura en Múnich (victoria por 3-0 frente al Borussia Dortmund) y miles de aficionados saltaron al terreno de juego antes de que el árbitro pitara el final del encuentro en el Estadio Olímpico de Múnich. Aunque no estaba del todo claro si el partido continuaría, la plantilla del Bayern siguió jugando y el árbitro no puso impidementos, permitiendo que el juego continuara hasta el final del tiempo reglamentario.

1994

Para lograr su decimotercero título de liga, el Bayern de Múnich necesitó de dos entrenadores en una misma campaña. Tras una fase de inestabilidad en otoño, Erich Ribbeck fue despedido el 27 de diciembre de 1993, estando el Bayern tercero en la clasificación liguera. Se hizo cargo del banquillo el Vicepresidente del club, Franz Beckenbauer. Con el ‘Kaiser’ a los mandos, el Bayern se alzó con el título de la Bundesliga en la última jornada con 44 puntos gracias a una victoria por 2-0 contra el Schalke, estando en vigor la regla de dos puntos por victoria; si hubiera estado en vigor la actual normativa de 3 puntos, se tornarían en 61 puntos. Este registro supone las cifras más bajas con las que un equipo se ha llevado el título de liga. Pasó a la historia la jornada 32 en un partido en Múnich contra el Nürnberg. El árbitro concedió un gol fantasma de Thomas Helmer que en realidad no entró. La Federación de Fútbol Alemana anuló la victoria por 2-1 del Bayern y se repitió el encuentro diez días más tarde con victoria del Bayern por 5-0.

1997

En su segunda época en el Bayern de Múnich, el legendario técnico italiano Giovanni Trapattoni desarrolló un fútbol defensivo impecable y se alzó con su primer título fuera de Italia. El balance: únicamente tres derrotas en toda la temporada. Que la ventaja del Bayern respecto al segundo clasificado, el Leverkusen, fuera de únicamente dos puntos se debe a la elevada cantidad de empates (11) que el conjunto dirigido por Trapattoni cosechó a lo largo de esa campaña.

1999

Ottmar Hitzfeld fue el técnico que se hizo cargo del Bayern de Múnich esa temporada. Comenzó su andadura con seis victorias consecutivas, y desde la segunda jornada el equipo siguió los designios que marcaron de Stefan Effenberg y Lothar Matthäus (‘Futbolista del Año’), distanciándose de su perseguidor más cercano, el Leverkusen, con 15 puntos de ventaja cuando llegó a su fin la temporada. Sin embargo ese año trajo también dos trágicas derrotas: en la final de la Champions League en Barcelona perdió el Bayern a manos del Manchester United en el tiempo añadido por 2-1. En la final de la Copa de Alemania jugada en Berlín también cayó derrotado, frente al Werder Bremen en la ronda de penaltis por 5-4.