presentada por
Menú
Repaso a los alirones (V)

5 x 5 campeonatos ligueros: Sofa, récord y gran fiesta

El Bayern de Múnich se ha asegurado esta temporada la liga alemana por vigesimoquinta vez en su historia. Con ocasión de la celebración del título, fcbayern.de ha echado un vistazo a los 25 campeonatos y ha encontrado hechos, curiosidades y leyendas. Como aperitivo al fin de semana, recordaremos de lunes a viernes cada día cinco títulos. Parte 5: 2008, 2010, 2013, 2014, 2015.

 2008

Con los recién contratados Luca Toni y Franck Ribéry, el Bayern de Múnich volvió a arrasar en la Bundesliga. Una vez más, el equipo entrenado nuevamente por Ottmar Hitzfeld consiguió dominar la clasificación desde la primera hasta la última jornada. Gracias a un empate sin goles en Wolfsburgo, se hicieron con el título de liga ya en el partido 31. Finalmente, el Bayern aventajaría en 10 puntos a su inmediato perseguidor, el Werder Bremen. El delantero del equipo muniqués, Luca Toni, consiguió 24 de los 68 goles del combinado bávaro en la competición, con lo que se garantizaría el trofeo al máximo goleador. Además, la defensa del Bayern, con tan sólo 21 tantos encajados, conseguiría asimismo establecer un nuevo récord de imbatibilidad, el homenaje perfecto para un Oliver Kahn que terminaba su carrera futbolística.

 2010

Los holandeses Louis van Gaal y Arjen Robben fueron las dos nuevas figuras determinantes en esta nueva temporada de altibajos. Año y medio después, ya en la jornada 24 de la vigente campaña, lograron los muniqueses hacerse de nuevo con la primera plaza y consiguieron llevarse finalmente el campeonato con cinco puntos de ventaja sobre el Schalke. Van Gaal sería entonces el primer entrenador neerlandés en ganar una Bundesliga, a la que sumaría poco después también la Copa de Alemania. Por poco logra incluso hacer el Bayern de Múnich el triplete, pero la final de la Liga de Campeones fue para el Inter de Milán (0-2). Inolvidable sería entonces el momento en que Van Gaal, durante la celebración por los títulos, apareció en el balcón del ayuntamiento de Múnich vestido a la bávara, mostrando a todos sus robustas pantorrillas.

 2013

¡La temporada perfecta! Con una serie fantástica de 25 partidos sin derrota, estableció un incontestable Bayern de Múnich un nuevo récord: 91 puntos, 91 goles a favor y 18 en contra, con 25 puntos de ventaja sobre el Borussia de Dortmund, que no fue capaz de defender el título. El alirón se firmó antes que nunca, en la jornada 28, gracias a un gol de Bastian Schweinsteiger en Frankfurt (0-1), a la postre Futbolista del Año. Pero el equipo entrenado por Jupp Heynckes no se conformó sólo con eso: además ganó la Champions League y la Copa de Alemania, lo que les convertiría en el primer equipo alemán en conseguir el triplete.

 2014

Con el nuevo entrenador, Pep Guardiola, el Bayern de Múnich apuntilló el récord de la temporada anterior: tras 27 partidos invicto (25 victorias, 2 empates), con una goleada a domicilio, 1-3 al Hertha de Berlín, se hicieron con el campeonato más rápido de la historia de Alemania (el 25 de marzo, en la jornada 27). También salieron triunfantes en la Supercopa de Europa y en el Mundial de Clubes de la FIFA. Sólo hubo un pequeño problema, ya al final, con la celebración del título liguero: tras una poco ortodoxa ducha de cerveza, a Guardiola se le resbaló de las manos la “Ensaladera” (el trofeo de liga). “No sólo es muy, muy bonita, sino también muy pesada”, dijo entonces el entrenador del Bayern.

2015

La Liga del Sofá: por primera vez desde 1989 se enteró el Bayern de que era campeón por la tele. El título se decidió en la jornada 30: de entrada ganó el equipo en casa 1-0 al Hertha de Berlín y al día siguiente falló su perseguidor, el Wolfsburgo, en Mönchengladbach (1-0). De esta forma, el Bayern ha vuelto a ganar, por tercera vez en su historia, tres campeonatos de liga consecutivos. El de este año ha sido, además, el tercer título más rápido de la historia de la Bundesliga (igualado con la 72/73 y la 02/03). De este modo, obtiene Bastian Schweinsteiger un nuevo título, lo que convierte al segundo capitán del Bayern, con 15 trofeos nacionales (ligas y copas), en el campeón récord de Alemania. Nunca ningún jugador profesional del club había alcanzado cifras semejantes. Y 8 campeonatos de Bundesliga sólo los han logrado hasta ahora el portero legendario, Oliver Kahn, y el otrora mago del balón, Mehmet Scholl.