presentada por
Menú
“Con la piel de gallina”

El Bayern agradece el apoyo de su afición

El hecho de que el Allianz Arena puede convertirse en una olla a presión es de sobra conocido. Pero es que lo que la afición logró crear en las gradas del estadio muniqués el martes por la noche en el partido de vuelta de semifinales de la Champions League contra el FC Barcelona (3-2) es algo casi inimaginable. “Muy pocas veces he vivido un ambiente así, es simplemente sensacional”, relató el Capitán del Bayern, Philipp Lahm, recogiendo el sentir de toda la plantilla.

Ya la coreografía desplegada antes del pitido inicial fue una absoluta maravilla y tuvo eco mundial. Más adelante, durante el encuentro, la afición empujó a su equipo sin tregua, sin hacer mella alguna los dos goles del Barça. “Luchar siempre”, era la consigna de los 70.000 espectadores que abarrotaron el Allianz Arena. Cuando el árbitro pitó el final del partido, el Bayern había caído derrotado, pero las gradas continuaron durante minutos ovacionando a sus jugadores.

“Pocas veces había habido un apoyo tan grande como el de hoy, a pesar de caer eliminados”, explicó Thomas Müller. “¡Chapó! Se me pone la piel de gallina, y eso es algo que no me ocurre muy a menudo.” También Pep Guardiola tuvo palabras de agradecimiento para los aficionados. “¡Enhorabuena! Nos veremos de nuevo el 23 de mayo contra el Mainz. Entonces celebraremos juntos el título de Campeones de la Bundesliga.”