presentada por
Menú
50 Aniversario del Ascenso

El Ascenso, parte 2: El Bayern 1964/65

26 de junio de 1965, las 17:42 horas. Suena el pitido final en el Estadio Olímpico de Berlín. El Bayern de Múnich se ha impuesto al Tennis Borussia Berlin por 0-8. Perfecto. Perfectísimo. ¡El Bayern de Múnich ha ascendido a la Bundesliga! ¡Por fin!

El próximo viernes se cumple el 50 aniversario de dicho ascenso, y por este motivo, el fcbayern.de recorre en cinco partes el proceso por el que el Bayern inició su andadura para conquistar el mundo del fútbol, tanto en Alemania como en el resto del mundo.

Parte 2: El Bayern 1964/65

A mediados de los años 60, la actual sede central del Bayern de Múnich en la Säbener Straße todavía no existía. Las oficinas se encontraban en el centro de la ciudad, en la Landwehrstraße. No había una sede ni peña como tal. Los entrenamientos se realizaban en las instalaciones deportivas municipales en la Säbener Straße. Un “desvencijado barracón” servía de vestuario, tal como el antiguo defensa Peter Kupferschmidt lo describió. “Nosotros mismos teníamos que traernos y limpiarnos las botas.“

Los partidos del Bayern se celebraban en el Grünwalder Stadion, y en esa época el club disputaba la Regionalliga Süd, la segunda máxima categoría del fútbol alemán desde la puesta en marcha de la Bundesliga en el año 1963. En total había 5 grupos de la Regionalliga, enfrentándose los primeros y segundos en una eliminatoria. Solamente los dos mejores equipos ascendían finalmente a la Bundesliga.      

Unos 13.000 espectadores de media animaron al Bayern de Múnich en los encuentros como local en la temporada 1964/65. Tres veces esa cifra (35.666) arroparon al Bayern en los encuentros de la eliminatoria de ascenso jugados en Múnich. En el partido contra el Saarbrücken, el Grünwalder Stadion colgó el cartel de ‘aforo completo’ por primera vez en dicha temporada (45.000 espectadores). En septiembre de 1965 se fundó la primera peña oficial del Bayern de Múnich en Regenstauf (a 140km al noreste de Múnich), la Steinsberg.      

El Presidente del Bayern de Múnich fue desde 1962 Wilhelm Neudecker, una verdadera suerte para el club. Este empresario de la construcción, oriundo de la cercana Straubing, no solamente asumió la mala situación financiera del club, sino que fue un verdadero rey Midas. Tras el paso de diez presidentes en los 17 años posteriores al fin de la Segunda Guerra Mundial, trajo estabilidad para la institución.

Neudecker fichó para el puesto de entrenador al primer técnico remunerado en el fútbol alemán, Robert Schwan. “Hay que agradecerle a Robert Schwan que el equipo no se deshiciera tras el fracasado intento de ascenso en 1964. Varios jugadores tenían ofertas desde equipos de la Bundesliga”, afirmó Werner Olk, a la postre capitán del Bayern.

En 1963 Neudecker se hizo con los servicios de Zlatko Tschik Cajkovski, técnico que un año antes se había proclamado Campeón de Alemania con el Colonia. El Bayern disputaba la Regionalliga, y este antiguo internacional jugoslavo dió al equipo un estilo de juego ofensivo que causó furor.

“Tschik fue el hombre adecuado en el momento apropiado para nuestros jóvenes chavales. Nos dejó jugar al fútbol,” contó Olk. Franz Beckenbauer remarcó que “Tschik Cajkovski podía explotar de forma única el talento”. Y de eso había a raudales en la plantilla del Bayern.

La tercera parte del repaso al Ascenso del Bayern a la Bundesliga, este miércoles: El equipo del Ascenso.